La compañía de aviación Alitalia espera volver a beneficios en 2017, después de 14 años consecutivos de pérdidas, según su plan trienal de recuperación, anunció hoy el presidente de la compañía, Luca Cordero di Montezemolo.

“Estamos en línea con nuestro plan y con las previsiones y tenemos el objetivo histórico de alcanzar beneficios en 2017” declaró el presidente de Alitalia.

Montezemolo también calificó de “profunda transformación de la empresa” su plan de recuperación, que se inició en 2015 y con el que han reducido en 381 millones de euros las pérdidas en el primer año.

En este periodo, Alitalia perdió 199,1 millones de euros, tras 14 años sin registrar beneficios y después de declararse insolvente en 2008 y acordar en 2014 la venta a la emiratí Etihad Airways del 49 % de las acciones para salvarla de la quiebra.

Montezemolo precisó que la compañía “mira hacia delante”, pero se declaró “moderadamente satisfecho por todo el trabajo hecho” desde el acuerdo con Etihad y añadió que está “muy contento con los resultados alcanzados”.

El presidente de Etihad y vicepresidente de Alitalia, James Hogan, precisó que están “claramente en línea” con los objetivos y explicó que el plan para 2017 “no consiste solo en alcanzar el equilibrio sino el beneficio”.

Actualmente la compañía está estudiando la posibilidad de adquirir Air Malta, en “una operación que irá adelante a riesgo cero para Alitalia” según Montezemolo, que explicó a la prensa que a finales de junio tomarán una decisión definitiva.

De este acuerdo podrían obtener “conexiones interesantes entre Sicilia (sur de Italia) y Malta”.

Las nuevas rutas para 2016 que por el momento la compañía tiene confirmadas son entre Roma y Santiago de Chile, Ciudad de México y Pekín, además de un aumento de frecuencias, en colaboración con Air Berlin entre Italia, Austria, Suiza y Alemania.

El presidente de Alitalia definió este último como “el mejor mercado europeo”, pero descartó una fusión con Air Belin y aclaró que se trata solo de “un trabajo de cooperación en equipo”, aclarando los rumores que se habían levantado en Italia.

Montezemolo realizó estas declaraciones en un acto en Roma en el que se presentaron las novedades de su proceso de reestructuración , en el que ha programado una inversión de 400 millones de euros para este año destinados a la modernización de toda su flota tanto técnica como estéticamente.

Atendiendo a esta última faceta, Alitalia dio a conocer los nuevos uniformes para el personal de tierra y vuelo que suponen un cambio de imagen para la compañía, así como una campaña global de publicidad 7 años después de la última.

Además, la compañía también ha anunciado la apertura de una nueva academia para formar a sus más de 12.000 empleados y mejoras en la conectividad en sus aviones de largo recorrido, que tendrán conexión wifi y televisión en directo antes del verano de 2017.