Pacto de los Botellines o Pacto de Sol. Llámenlo como quieran. Pero hay que reconocer que el acuerdo entre Podemos e Izquierda Unida ha marcado buena parte de la agenda política de una semana eurovisiva y liguera a la par, en la que el Barça de Luis Enrique –ese asturiano tan simpático con la prensa deportiva– volvió a proclamarse campeón de campeones. Enhorabuena a los culés.

No obstante, para tema espectacular de verdad –fíjense en las fotos y atentos a lo que el tema pueda dar de sí en días venideros–, el del tremendo incendio en el cementerio de neumáticos de Seseña y que, según desveló El Mundo, se produjo tan sólo cuatro días después de que se ultimara un acuerdo para acabar con los residuos que albergaba.

Tampoco han faltado los nombres propios en estos seis días de mayo. En el patio nacional, el de la actriz Ana Duato, acusada junto a Imanol Arias –compañero de reparto en la serie Cuéntame– de delitos fiscales cometidos a través de un bufete de abogados. En el plano internacional, el de Dilma Rousseff, apartada de la Presidencia de Brasil después de que el Senado acordase iniciar un juicio político en su contra.

Y para terminar este repaso semanal, no podemos dejar de ofrecer, a modo de repulsa contra la violencia y, también, de apoyo a la libertad de expresión, la portada que la revista satírica El Jueves dedicó al preocupante auge que están experimentando los partidos de ideología ultra y que provocó una execrable agresión a su directora, Mayte Quílez. Todo nuestro afecto hacia ella.