El Ministerio de Sanidad sanciona a Mundiplan por los incidentes en la gestión de los viajes a las islas. La unión de empresas anuncia que recurrirá la sanción y amenaza con una batalla legal contra el propio Imserso por los retrasos en la adjudicación del concurso y por permitir a Globalia y a Barceló a sacar un programa paralelo de viajes a Baleares y Canarias.

Tras meses de vaivenes administrativos, tras una gestión rocambolesca por parte del Gobierno y varios incidentes que han sufrido los viajeros, ahora llegan las sanciones. La dirección del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha impuesto una multa de 1,9 millones de euros a Multiplan (la unión de Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7) por los problemas en la gestión de los viajes de pensionistas a Baleares y Canarias, según confirman a SABEMOS fuentes del consorcio.

La millonaria sanción, adelantada por el diario Última Hora, será recurrida por la vía contencioso-administrativa por Mundiplan. La unión de empresas, además, amenaza con emprender una batalla legal directamente contra el Imserso y contra su dirección por los daños que ha provocado su gestión del programa de turismo social, que generó un retraso de tres meses en el inicio de los viajes, que ha permitido que a Globalia y Barceló lanzar un programa paralelo de viajes para mayores a las islas.

La gestión de la nueva edición del programa está lejos de considerarse ejemplar. El Gobierno adjudicó en un primer momento todos los lotes del programa de viajes del Imserso a Globalia y Barceló (unidos bajo la marca Mundosenior). Luego reconoció que la valoración no fue correcta y rectificó, entregando los viajes a Baleares y Canarias –el lote más codiciado- al otro competidor, Mundiplan. Más tarde, como consecuencia el intercambio de recursos, el Ejecutivo paralizó el inicio de los viajes a las islas, que acabó arrancando con tres meses de retraso.

Desde que arrancó el programa de las islas se han producido algunos incidentes, fruto fundamentalmente de la falta de plazas de hotel en algunos destinos de Canarias, que ya se encontraba en plena temporada alta invernal cuando comenzaron los viajes del Imserso y, además, coincidiendo con un boom excepcional de llegadas de turistas extranjeros. Un problema de oferta de camas que se agudizó con el lanzamiento por parte de Globalia y Barceló de un programa paralelo para mayores para viajes a las islas.

Los problemas los han acabado sufriendo los pensionistas que habían contratado los viajes. Cambios hoteles, incluso cambios de destino, algún viaje aplazado… Desde Mundiplan se subraya que desde que arrancaron los viajes a Baleares y Canarias en diciembre han sido 100.000 los pensionistas trasladados, y que “apenas un 2%” ha tenido problemas. Esto es, unos 2.000.

“Mundiplan ha cumplido con todos los requisitos del programa recogidos en los pliegos. La penalización aplicada a Mundiplan se basa en la insuficiente disponibilidad de plazas hoteleras en algún destino al inicio del programa, circunstancia que la empresa ya ha explicado y que se debe a causas completamente ajenas a su control, pese a lo cual ha puesto en marcha medidas que han paliado el problema”, explica la unión de empresas en un comunicado.

Iberia y sus socios subrayan que, ante la falta de camas provocada por el retraso y por la demanda récord de este año, la labor de Mundiplan ha sido la de buscar soluciones como incorporar nuevos destinos al programa (La Palma y Fuerteventura), sumar nuevos hoteles adicionales, reparto de compensaciones complementarias a las que estipulan los pliegos y la ampliación del programa de viajes hasta el 30 de junio para atender todos los viajes requeridos.

Foto: Circula Seguro en Flickr