El índice de precios de consumo (IPC) cayó en abril el 1,1 % interanual, tres décimas más que en marzo. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las principales causas de esta caída son la bajada de los precios de los viajes organizados y de la electricidad.

De esta forma, el grupo de ocio y cultura disminuyó su tasa más de dos puntos y medio hasta el 2,6 % negativo. Tras la Semana Santa los precios del viaje organizado bajaron, mientras que en abril de 2015 la tendencia era ascendente. La vivienda tuvo una variación negativa del 7,1 %, ocho décimas inferior a la de marzo, consecuencia de la disminución de los precios de la electricidad, que también subieron el año pasado. Además, hoteles, cafés y restaurantes situaron su tasa en el 1,1 %, cinco décimas por debajo de la de marzo. Esta caída viene motivada por la estabilidad de los precios de los hoteles y otros alojamientos, frente a la subida de abril de 2015.

Frente a estos descensos, el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas subió su tasa tres décimas hasta el 2 %. El de transporte también aumentó: dos décimas, con una tasa del 5,1 % negativo. Asimismo, la tasa de variación mensual del IPC fue del 0,7 % (frente al 0,6 % de marzo), consecuencia del alza de los precios en el grupo de vestido y calzado, y en el de transporte, por la subida de los carburantes.

Los grupos con mayor repercusión positiva fueron los de vestido y calzado (tasa del 10,6 %), transporte (0,8 %), comunicaciones (0,7 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,2 %) y hoteles, cafés y restaurantes (0,2 %). En cambio, los grupos con repercusión negativa fueron ocio y cultura (tasa negativa del 2,1 %) y vivienda (0,8 % negativa). La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó cuatro décimas hasta el 0,7 %.

La tasa anual del IPC disminuyó más en todas las comunidades, especialmente en Aragón, que bajó cuatro décimas más y se situó en el 1,2 % negativo. Además, la tasa del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) en abril tuvo una variación negativa del 1,2 %, dos décimas por debajo de la registrada el mes anterior, mientras que la tasa mensual fue del 0,5%.