Una de las estrellas más brillantes del cómic estadounidense se apaga por culpa del cáncer. Darwyn Cooke, el prolífico dibujante y guionista que ideó una de las mejores historias de la Liga de la Justicia de América, el grupo de superhéroes que ahora Warner está intentando de convertir en franquicia multimillonaria, vive sus últimos momentos.

Su mujer, Marsha Cook, publicó la triste noticia en su blog con una breve entrada titulada, precisamente “F**k Cancer”, el equivalente a “Que se j**da el cáncer”.

Cooke, también conocido por su revisión de Catwoman, tuvo una meritoria trayectoria como animador en los 90, los tiempos gloriosos de las series DC bajo la égida de Bruce Timm. Sin embargo, comenzó el siglo publicando Batman:Ego y convirtiéndose en un auténtico referente para la industria, tanto por su exquisito dibujo como por una gran habilidad para los guiones, que quedó demostrada en The New Frontier, una de las mejores historias de superhéroes jamás publicadas.

No es muy esperanzador el hecho de que la fase de su tratamiento sean ya los cuidados paliativos, tras sufrir un cáncer muy agresivo. “Su hermano Dennis y yo misma, junto con nuestras familias, apreciamos todo el apoyo que hemos recibido y pedimos privacidad mientras atravesamos esta etapa tan difícil”.