Las grandes empresas de la bolsa española incrementaron en 2014 un 10% sus sociedades en países opacos o con ventajas fiscales especiales, según sendos informes de Oxfam Intermon y del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa. Santander encabeza el ránking con 235 filiales y el estado estadounidense de Delaware concentra casi la mitad del total de firmas en paraísos fiscales.

Las grandes empresas españolas siguen recurriendo de manera decidida a políticas agresivas de optimización tributaria (lo que tradicionalmente se llamaba ingeniería fiscal), que se articulan especialmente radicando sociedades instrumentales en paraísos fiscales.

Santander encabeza el ránking de compañías con más sociedades en paraísos, con un total de 235

Puede que el reciente escándalo de los ‘papeles de Panamá’ acabe por ser un punto de inflexión y las compañías tomen en serio el riesgo reputacional de estas prácticas (o puede que no, ya veremos). Pero lo cierto es que hasta ahora la constitución de filiales con fines meramente financieros en países con ventajas fiscales excepcionales sigue viento en popa.

Las empresas del Ibex 35 contaban con un total de 891 sociedades en paraísos fiscales al cierre de 2014, 81 firmas más en un año o un 10% más que en el ejercicio precedente, según se recoge en sendos informes elaborados por Oxfam Intermon y por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa [ver informes completos aquí y aquí].

paradise Ibex0

Todas las empresas del índice selectivo de la bolsa española, todas, tenían firmas instrumentales internacionales con fines fiscales. Y el uso de este tipo de entidades instrumentales no ha dejado de crecer: desde las 272 filiales en paraísos fiscales de 2009 se pasó a 561 firmas en 2012, hasta las 891 que se recoge en el último estudio. Esto es, en apenas cinco años el número de filiales de este tipo se han triplicado en el seno de los grandes grupos patrios. [Ver listado completo adjunto].

Ambas organizaciones utilizan criterios más estrictos que los oficiales para identificar un país como paraíso fiscal. Si bien toman como base los listados elaborados por el Gobierno de España, la OCDE o la Unión Europea –lo que reduciría el número a apenas un puñado de estados-, lo cierto es que también incluyen otros muchos territorios que no sólo son opacos sino también ofrecen ventajas fiscales extraordinarias a sociedades extranjeras. Y es por ello que Oxfam y el Observatorio de RSC también consideran paraísos fiscales de facto algunos territorios no incluidos en ninguna lista negra institucional, como Holanda, Luxemburgo, Irlanda o el estado norteamericano de Delaware. En ambos informes sólo se contabilizan las filiales puramente financieras o especulativas, no aquellas que tienen actividad productiva real en estos países.

Santander, una de cada cuatro

Santander sigue siendo con mucha diferencia el valor del Ibex con mayor número de filiales en paraísos fiscales. El banco presidido por Ana Botín cuenta con un total de 235 sociedades con sede en estos territorios (una cuarta parte del total del Ibex), y creó un total de 53 nuevas firmas a lo largo de 2014 (a razón de una a la semana). El grupo disponía de un total de 112 sociedades en Delaware, 46 en Irlanda, 13 en Holanda u 11 en Luxemburgo, pero también contaba una red de firmas Bahamas, Bermudas, Jersey, Islas Caimán, la Isla de Man o Panamá.

ACS es la segunda de las grandes empresas que más recurre a los paraísos fiscales. El grupo de Florentino Pérez tiene 113 sociedades. Y le siguen Iberdrola, con 69; la ahora renqueante Abengoa, con 67; el otro gran banco español, BBVA, con 52 filiales; la petrolera Repsol, con 51; Ferrovial, con 40, ArcelorMittal, con 37; Acciona, con 31 entidades; o Inditex, con una veintena de filiales.

España, capital Delaware

El estado de Delaware es el territorio offshore favorito de las compañías españolas para radicar filiales. Y es que en este estado, uno de los más pequeños y menos poblados de Estados Unidos, ofrece una exención de impuestos casi total para sociedades limitadas (LLC) controladas por extranjeros siempre que no haya actividad productiva en el propio estado. Y, por ello, muchas empresas ubican allí sus sedes para operar en otros mercados.

paradise ibex3

Las empresas del Ibex tenían en Delaware en 2014 hasta 417 filiales, casi la mitad del total. Y como demostración de que la constitución de sociedades en este estado es meramente instrumental y nada tiene que ver con el negocio real, los autores del estudio subrayan que un 75% de todas las filiales de grupos se reparten en sólo dos mismos domicilios fiscales. Mismas direcciones, mismos edificios, y más de 300 sociedades.

Otros territorios muy utilizados por las grandes empresas españolas son Holanda (con 131 sociedades), Irlanda (con 65) o Luxemburgo (con 55%). La fiscalidad de Holanda hace posible que los holdings empresariales no tributen y que además siquiera paguen impuestos por los dividendos y ganancias que obtienen sus filiales en otros estados, ni por su repatriación a la matriz. Irlanda y Luxemburgo ofrecen menores gravámenes a las sociedades –muy menores en relación a otros países de la UE-, y en el caso del Gran Ducado incluso se ofrece la posibilidad de reducir el gravamen prácticamente a cero a través de acuerdos a la carta con las autoridades, al tiempo que se garantiza la confidencialidad de estos pactos.

El resultado de estas ventajosas fiscalidades es que Holanda y Luxemburgo, dos estados pequeños y con un poder económico relativo, son el origen del 60% de toda la inversión extranjera que llega a España (en la última década coparon de media un 40% de todo el flujo de inversión foráneo). Y otro resultado paradójico es que, teniendo en cuenta el origen último de las sociedades que invierten en nuestro país, las estadísticas oficiales muestran como España es el segundo mayor inversor extranjero en España. Esto es, lo son las empresas españolas que utilizan sociedades instrumentales internacionales para invertir aquí y ahorrarse así parte de la tributación.

IMAGEN: Flickr | p-a-t-r-i-c-k

paradise ibex1111

Fuente: Oxfam Intermon y Observatorio de RSC.