Surrealismo. Pintura. Arte. Excentricidad. Cuando hablamos de Salvador Dalí, estas son algunas de las mil palabras que a cualquiera se nos pueden ocurrir. Sin embargo, a casi nadie se le pasa por la cabeza esta: publicidad.

El enorme potencial de Dalí y su destacada presencia y personalidad le llevaron a ser objetivo de distintas marcas que querían valerse de su imagen para promocionar sus productos. El genio del surrealismo llegó a ser un auténtico icono publicitario, colaborando para marcas como Osborne, Chocolat Lanvin, Braniff International, Iberia, Nissan y Alka Seltzer.

Hoy se cumplen nada más y nada menos que 112 años del nacimiento de Salvador Dalí. En SABEMOS vamos a repasar algunos de sus spots más destacados para arrojar un poco de luz sobre una faceta del artista que quizá muchos desconocen.

Peppermint


Uno de los anuncios más pintorescos de Dalí es el que protagonizó para promocionar este licor a base de menta piperita. En él lleva puesta “La chaqueta afrodisíaca”, una americana con vasitos de chupito cosidos llenos de peppermint solidificado. La prenda se ha convertido en una auténtica reliquia del artista de Figueras.

Alka Seltzer (1974)

Si tienes problemas de ardor, acidez, pesadez de estómago o indigestión, Dalí te vende unos comprimidos efervescentes. Con una puesta en escena de lo más artística (y a tope surrealista) la poderosa farmacéutica Bayer quiso publicitar este medicamento. Por si no sabes como funciona, Dalí te lo explica con pintura.

Chocolat Lanvin (1969)

Augusto Lanvin tenía a principios de siglo XX una fábrica de azúcar en el norte de Francia. Con el paso de los años, se convirtió en uno de los chocolateros franceses más prestigiosos de la primera mitad de siglo con un pequeño imperio del chocolate en sus manos.

A partir de 1930, en Lavin comenzaron a introducir campañas de publicidad creativas para expandir su marca fuera de la Borgoña. En sus primeras campañas utilizaron imágenes de niños…hasta que se les ocurrió contar con Dalí. “Je suis fou de chocolat Lavin”. Si lo come el genio y se le erizan los bigotes, será que está bueno.

Veterano (1965)

Las marcas españolas no se podían quedar atrás. La famosa marca de licores y derivados del cerdo Osborne contó con Dalí para su spot de Veterano, que junto con Soberano abandonó en 2009 la denominación de brandy de Jerez para pasar a ser una simple bebida espirituosa.

Iberia (1972)

La aerolínea española fundada en 1927 ha sido siempre (o por lo menos lo era) una de las empresas emblemáticas de nuestro país. Salvador Dalí se encargó de decorar los interiores del modelo DC-10, adquirido por la compañía en los años 70. Con esta campaña Iberia buscaba promocionar la cultura española. Y si para ello había que decorar un avión con el más puro surrealismo, pues adelante.

Braniff International (1969)

Otra compañía aérea, pero esta vez estadounidense y unos años antes de la colaboración con Iberia. Braniff International operó desde 1928 hasta 1982, principalmente en la zona oeste de Estados Unidos,  Sudamérica y Panamá, además de vuelos a Europa y Asia en sus últimos años, cuando entró en bancarrota.

Junto con el ex jugador de béisbol Whitey Ford, conocido por su trayectoria en los New York Yankees, Dalí promociona los vuelos de la compañía. La característica pronunciación en inglés del pintor es lo mejor del spot.

Nissan (1972)

Dalí colaboró con un dibujo en la promoción del Datsun 610 de Nissan

Dalí colaboró con un dibujo en la promoción del Datsun 610 de Nissan

Allá por la década de los 70 Nissan sacaba a la venta un nuevo Datsun 610, un auténtico cochazo de la época. Salvador Dalí realizó un dibujo para su promoción en el que introdujo al bólido en uno de sus relojes a punto de derretirse. Lo único del diseño que parece respetar las normas de la física es el coche.