El escándalo brotó en Estados Unidos y de ese país llegan algunas de las soluciones por las que Volkswagen se podría decantar. El objetivo es que los coches del ‘dieselgate’, que destapó la manipulación en los motores del grupo para mostrar menos emisiones de las reales, respeten los límites establecidos por la regulación de contaminación.

No es tan fácil. En algunos casos basta con cerrar un poco el grifo, mientras que en otros es complicado adaptarse a las leyes locales.

En el país norteamericano, Volkswagen se estaría planteando indemnizar a los consumidores o incluso recomprar sus vehículos, en los casos en los que los usuarios se hayan hecho con algún vehículo que monte los motores afectados. Pero esta vía de compensación a los compradores no llegará a España.

Volkswagen se plantea indemnizaciones o recompras de vehículos en EEUU, pero no en España

Fuentes del Grupo han descartado en declaraciones a SABEMOS que la opción de recomprar los vehículos con los motores trucados se pueda extender a Europa.

En la UE, han explicado, hay soluciones técnicas “que ya están aprobadas y ya han comenzado a aplicarse” para reducir las emisiones de los coches y devolverlas a los parámetros originales. Sin embargo, la regulación estadounidense es más severa y dispone de unos límites menores.

Ese es el motivo por el que el presidente de Volkswagen-Audi España, Francisco Pérez Botello, descartó compensar a los consumidores españoles.

En concreto, el rango de emisiones aceptadas para la generación de motores afectada, la Euro 5, está en 0,18 gramos de NOx por kilómetro en la UE, mientras que el tope se ubica en 0,043 gramos al kilómetro en Estados Unidos, 4 veces menos que en el viejo continente.

Los límites de emisiones de NOx son 4 veces más restrictivos en EEUU

Como consecuencia de esta diferencia, las soluciones técnicas que se podrían implementar en los vehículos afectados en Estados Unidos serían “mucho más complejas y costosas” que en Europa. Así que a la compañía les saldría más barato indemnizar o recomprar el coche que adaptarlo para que se ciña a las condiciones homologadas.

Facua está valorando el tipo de acción judicial por la que se va a decantar para defender los intereses de los consumidores, ha indicado el portavoz de la organización, Rubén Sánchez, en declaraciones a SABEMOS.

En su opinión, Volkswagen “trata de manera distinta” a los compradores estadounidenses y europeos, a quienes exige que se les compense con indemnizaciones también por el “fraude” que ha supuesto la comercialización de estos vehículos trucados. El éxito de estas reclamaciones dependerá “del nivel de presión ciudadana y mediática”, ya que las autoridades comunitarias no se han mostrado especialmente beligerantes, ha añadido.

No obstante, tal y como han precisado las fuentes del grupo alemán consultadas, estas son tan sólo algunas de las opciones que están sobre la mesa, dado que todavía no se ha alcanzado un acuerdo con las administraciones estadounidenses y los consumidores que demandaron a la compañía.

En cualquier caso, las dimensiones del problema son muy diferentes. En la causa que se está dirimiendo en los tribunales del país norteamericano hay menos de 500.000 consumidores personados, mientras que los vehículos afectados en Europa superan los 8 millones de unidades.

Revisiones

La enseña de Wolfsburgo ya ha comenzado a llamar a revisión a los coches que montan estos motores trucados. La operación que realizan los centros del grupo Volkswagen se puede completar en media hora y tan sólo consiste en un reajuste del sistema informático que gobierna el motor del vehículo.

Volkswagen ha comenzado a revisar los vehículos trucados para reajustar sus emisiones

Sin embargo, la organización de consumidores recomienda a los propietarios que no acudan a la revisión planteada por el grupo Volkswagen. Facua esgrime que las modificaciones pueden repercutir en unas menores prestaciones del vehículo, algo que niegan las fuentes del grupo consultadas.

“Volkswagen no da garantías de que los coches no perderán potencia ni aumentarán su consumo”, ha rebatido Rubén Sánchez desde Facua.

Pese a la oposición de Facua, los pasos por el taller ya se han empezado a producir. Entre los primeros modelos que han comenzado a circular por las revisiones del grupo están el Volkswagen Amarok, el Seat Exeo y los Audi A4, A5 y Q5.

Foto: Flickr – Patrick Joest