El fondo de capital riesgo suizo compra a a la naviera el 51% de Pullmantur Cruises y Croisières de France. Ambas sociedades ya comparten accionariado en el grupo turístico Wamos.

Springwater y Royal Caribbean también sellan una alianza para explotar conjuntamente el negocio de cruceros de Pullmantur Cruises y Croisiéres de France. El fondo de capital riesgo suizo y la naviera estadounidense ya comparten accionariado en el grupo turístico Wamos y ahora lo harán también en ambas sociedades crucerísticas.

Tras semanas de negociaciones, y algún sobresalto de última hora que amenazaba con hacer descarrilar la operación, Springwater Capital finalmente ha cerrado un acuerdo para comprar a el 51% de Pullmantur y de Croisiéres. Royal Caribbean seguirá ostentando el 49% restante y mantendrá la propiedad de los barcos y aviones de las dos sociedades. Ambas firmas constituirán una joint venture para explotar conjuntamente ambas marcas, y que explotarán en régimen de alquiler los buques y las aeronaves que retiene Royal Caribbean.

Con la operación Royal Caribbean se libera de parte del lastre que suponía para su negocio principal –y, sobre todo, para la confianza de los inversores de EEUU, donde la compañía cotiza en el Dow Jones- la deficitaria actividad de sus filiales europeas. La naviera y el fondo suizo confían en que la joint venture quede completada a finales de este año, toda vez que se consigan los preceptivos permisos de los reguladores.

“Se espera que esta venta resulte en un beneficio inmaterial no recurrente que será excluido de los indicadores clave de Royal Caribbean”, sostienen las empresas en un comunicado conjunto. Debido a los mercados en los que opera Pullmantur, se espera que la transacción tenga un impacto compensatorio parcial en los rendimientos y gastos. El alcance de estos impactos dependerá del momento en el que se reciba la aprobación del regulador y la transacción sea concluida, pero se espera que el efecto neto en los resultados de la compañía en 2016 sea neutral o marginalmente positivo”.

Springwater y Royal Caribbean ya comparten accionariado en el grupo turístico Wamos, en el que el fondo controla un 81% del capital y el 19% restante está en manos de la naviera. En enero de 2014, Springwater tomó el control de todos los negocios de Pullmantur –antigua filial de Marsans-, excepto el de cruceros, que quedó en manos de Royal Caribbean. El fondo y su antiguo socio Gowaii –ahora ya fuera del grupo– tomaban los mandos de la agencia de viajes Nautalia, una aerolínea chárter, varios touroperadores y una empresa de circuitos turísticos.