La aerolínea de billetes baratos easyJet perdió 20 millones de libras (25,7 millones de euros) en los últimos seis meses hasta el pasado 31 de marzo, debido al efecto de los atentados de París y la suspensión de vuelos a Sharm el-Sheikh.

En un comunicado remitido este martes a la Bolsa de Valores de Londres, la compañía aérea señaló que estas pérdidas netas contrastan con el beneficio neto de cinco millones de libras (6,4 millones de euros) obtenido en el mismo periodo del año anterior.

Easyjet registró unas pérdidas antes de impuestos de 24 millones de libras (30,9 millones de euros) en el semestre hasta el 31 de marzo, frente a los 7 millones de libras (9 millones de euros) de beneficio bruto obtenido en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos se vieron incrementados en un 0,3 % hasta alcanzar los 1,771 millones de libras (2.282 millones de euros) en el semestre, agregó la nota.

La aerolínea ha puntualizado que los ataques terroristas y unos tipos de cambio desfavorables tuvieron un impacto en los resultados, aunque ha resaltado que su rendimiento fue bueno en los vuelos a localidades de esquí a principios de este año.

Según easyJet, menos gente ha querido viajar después de los atentados de París del pasado noviembre y la caída de un avión ruso el año pasado en Sharm el-Sheikh, lo que obligó al Gobierno británico a decidir la suspensión de los vuelos a esa localidad.

Además, la empresa indicó que los consumidores han podido disfrutar de tarifas más baratas, de un descenso anual del 6 %, por la caída de los precios del petróleo, que le permitió a easyJet pasar este beneficio a los pasajeros.

En el semestre, easyJet transportó 31 millones de pasajeros, un ascenso del 7,4 % respecto al mismo periodo del año anterior.