Endesa registró un beneficio neto de 342 millones de euros en el primer trimestre del año, un 21,4 % menos que en el mismo periodo de 2015, debido al impacto positivo extraordinario que tuvo en las cuentas de ese ejercicio, una operación de canje de derechos de emisión.

Según ha informado este lines la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), si se elimina ese factor extraordinario, las ganancias repuntarían un 10,3 %.

Los ingresos entre enero y marzo se situaron en 4.878 millones, un 10,5 % menos, debido tanto al efecto de la operación de canje de derechos de emisión -que sumó 173 millones no recurrentes a la facturación de 2015- como a los bajos precios del mercado eléctrico.

Endesa ha puntualizado que el impacto de la operación ya estaba previsto en los objetivos remitidos al mercado y que el efecto comparativo “se diluirá a lo largo del ejercicio”. El canje también ha influido en el resultado bruto de explotación (ebitda), que baja un 15,9 %, hasta los 801 millones. Una vez eliminado su efecto, se incrementaría en un 2,8 %.

La compañía ha explicado que el margen bruto del negocio liberalizado aumentó un 6 % en el periodo, gracias a los menores costes de producción, menores impuestos, reducción del coste del combustible y la bajada del precio del mercado mayorista, que ha caído un 33 %. En cambio, el margen bruto de comercialización de gas se redujo un 32 % debido a la mayor presión competitiva, especialmente en el mercado mayorista.

La deuda financiera neta de Endesa se situaba al cierre de marzo en 4.482 millones, un 3,7 % por encima de un año antes, debido a la financiación de inversiones y el pago de dividendos. En ese sentido, el grupo ha recordado que el dividendo correspondiente a 2015 será de 1,026 euros por título, con lo que confirma su compromiso de dedicar a este fin el 100 % del beneficio.

En términos operativos, la producción peninsular de electricidad de Endesa bajó un 17,8 %, hasta los 12.411 gigavatios hora (GWh), en un contexto de caída de la demanda y elevada generación eólica e hidráulica. La producción de la empresa en territorios no peninsulares fue de 2.952 gigavatios hora (GWh), un 0,8 % más.

En cuanto a las ventas en volumen, bajaron un 14,4 % en el mercado regulado y subieron un 3,8 % en el liberalizado, un segmento en el que la compañía ha incrementado el número de clientes en un 1,6 %, hasta los 5,16 millones.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha destacado en el comunicado la capacidad de la compañía “de seguir asegurando los necesarios márgenes de rentabilidad en todos los negocios en un contexto más exigente”, con bajos precios de la electricidad.

“La solidez de los resultados del primer trimestre permiten avanzar que Endesa está en el buen camino para conseguir el cumplimiento de los compromisos anunciados al mercado”, ha añadido.