Juan Carlos Valerón se retira. Ha dicho adiós. Con él se acaba una forma de ver el fútbol. Se pone fin a un concepto, un sentido de juego que ahora ya no existe.

Si miramos a los finalistas de la Champions League de este año nos damos cuenta. El Atlético de Madrid, del ‘Cholo’ Simeone, es una versión amable y con seseo de lo que se reprochó a cierto portugués. Malas formas, contragolpes parados por un recogepelotas y manotazos a destiempo. Autobuses delante de la portería, garra, lucha… y poco fútbol.

El rival, el Real Madrid, ha sometido a sus rivales a base de fuerza. De Pepe a Sergio Ramos, pasando por Cristiano Ronaldo y terminando por Bale. Un grupo de fontaneros con músculo donde solo hay un violinista, el croata Luca Modric, quien bien podría haber sido pareja de baile de Valerón.

A eso se ha reducido el fútbol. A esto dice adiós Valerón. El canario, con cuarenta años en sus piernas, nos deja. Lo hace tímido, sin luces de artificio, como siempre ha sido. Un fútbolista excelso, reservado, con una voz aguda y un olfato de juego grave.

Valerón abandonó la adolescencia en el Mallorca, se empezó a hacer hombre en el Atlético de Madrid y se acercó al olimpo de los grandes en el Deportivo de la Coruña. Dejó 13 años de magia en Riazor, alcanzando cotas de fútbol solo al alcance de algunos magos. Nos deja con empacho de juego, noches mágicas contra el Manchester, el Bayern… contra quien quiso.

También supo saborear lo amargo del fútbol. Tuvo lesiones de larga duración, y vivió la España oscura, la España anterior a los penaltis contra Italia. Cuando no era la ‘roja’, cuando siempre se perdía en ‘cuartos’. Valerón hubiera disfrutado con Xavi, con Iniesta, con su paisano Silva. Pero le tocó vivir, como a veces le pasa a los genio de otra época, la España sin identidad, el equipo de la furia.

Valerón dice adiós. Pero también lo hace el fútbol. Se llora a genios de la música, maestros del cine, debemos llorar al canario. Supo ver pases donde no los había, entendía la magia como un entretenimiento, y fue un triunfador en la sombra. ‘El Flaco’ dice adiós, todos lo sentimos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=JWB4Z9itiMM]