Se trata de un “que viene el lobo” de manual. Las startups relacionadas con el fintech no tienen problema en dejar ver la posibilidad de que ellos son el futuro. Y menos aún los grandes gigantes tecnológicos.

Así, la entrada de nuevos competidores como Google, Apple, Amazon o Alibaba, junto a las mencionadas fintech en el negocio bancario, supone una amenaza para la banca tradicional, pues puede robarles más del 30% de sus ingresos en España en 2020.

Es una de las principales conclusiones de un estudio, ante el que la consultora Neovantas recomienda a la banca española que aproveche la gran masa de datos e información de la que disponen, que “no hace más que crecer” ante la entrada y uso de nuevos canales que los clientes utilizan para relacionarse con los bancos.

Se trata, considera, de “un gran activo” que el sector tiene que explotar para “moverse de forma exitosa” en este entorno cambiante y amenazador, pero que puede ayudarle a configurar una visión de negocio que consolide “unos resultados positivos en ingresos, costes y calidad sostenibles en el tiempo”.

Neovantas ha explicado también que los usos y costumbres de los clientes evolucionan rápidamente con la utilización creciente de nuevas tecnologías como las que aporta el fintech, con lo que existe un nuevo perfil de cliente que dispone de mayor información rápidamente y de menos tiempo para dedicar a sus gestiones financieras.

Por ello, la consultora ha incidido en que la banca se ve obligada a adaptarse, ya que para 2020 se espera que más del 50% de los clientes sean de perfil multicanal, en comparación con más del 70% que actualmente utiliza la oficina de forma preferente.

Todo ello, ha concluido Neovantas, exigirá la toma de “decisiones acertadas” en inversiones a acometer en los próximos meses y años según avance la tecnología, así como en el despliegue de los equipos necesarios para su explotación.