El pasado mes de marzo Vodafone dejó claro que el conflicto del motor en televisión tendría recorrido. Tanto como fuera necesario para subsanar una situación que no veía justa.

En concreto, el operador rojo acusó a Telefónica de que le estaba impidiendo acceder como mayorista a los contenidos de Fórmula 1 y Moto GP en condiciones normales. Por este motivo, Vodafone ha decidido solicitar el arbitraje de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el conflicto.

Lo ha confirmado este miércoles el director legal de Vodafone España, Pedro Peña, que en un encuentro con la prensa ha destacado que es la primera vez que su operador recurre al arbitraje de la CNMC.

El directivo de los rojos se ha mostrado algo pesimista. Peña ha explicado que Vodafone presentó la solicitud de arbitraje hace dos semanas y que la CNMC cuenta ahora con cuatro meses para resolverlo, pero que no esperan que se resuelva antes de julio.

Vodafone denunció públicamente en marzo, unos días antes de que empezara la actual temporada, que Movistar no le daba acceso a la misma. Desde entonces ha estado barajando “distintas opciones”, hasta que se ha inclinado por solicitar el arbitraje.

Opinión | Vodafone: ¿Quejarse por quejarse?

Vodafone denunció que Telefónica se negó a cederle los canales de Fórmula 1 y Moto GP para incorporarlo a su oferta esta temporada y que cuando lo solicitó, en enero pasado, la compañía española contestó que debía esperar a julio, cuando la temporada está a la mitad y que es cuando presenta la nueva oferta mayorista.

Según las condiciones impuestas por la CNMC para la compra de DTS (Canal+) por Telefónica, la operadora debe ceder a sus rivales al menos la mitad de sus canales premium, entre los que se incluye las Motos GP y la Fórmula 1. Entonces, Vodafone eligió dos de fútbol y uno de estrenos cinematográficos y ahora quiere cambiar uno de ellos por el canal Motor de Movistar+, pero, según la interpretación de Telefónica, no se puede cambiar de canales a mitad de la temporada.

Durante su intervención pública, Peña ha insistido en que la CNMC fue muy benévola en las condicionas que le impuso Telefónica para la compra de Canal+ y que además no están funcionando como deberían, porque Telefónica está adquiriendo más cuota de mercado en ingresos.