El próximo 26 de junio habrá nuevas elecciones generales. Y, por lo menos, hasta la primera semana de agosto no tendremos un nuevo Gobierno. Eso, siempre que todo vaya rodado y los partidos se pongan de acuerdo a la primera. Algo que parece improbable visto lo visto.

¿Qué consecuencias trae todo esto? Pese a que los datos macroeconómicos, en algunos aspectos como el paro, siguen su propio ritmo, sí hay una incidencia directa en otros ámbitos económicos. Es el caso del sector tecnológico, donde las adjudicaciones públicas se han hundido un 61% desde enero.

Según el portal web ‘Adjudicaciones TIC’, que recopila las adjudicaciones y licitaciones de la administración pública relacionada con las empresas tecnológicas y de servicios IT, el pasado mes de enero se habrían adjudicado contratos por valor de 188 millones de euros, mientras que la cifra en el pasado mes de abril fue de 72 millones.

Durante los meses de febrero y marzo, se adjudicaron contratos por valor de 132 millones y 135 millones, respectivamente. Pero el gran hachazo, como se puede comprobar, ha llegado en abril. Además, no solo ha bajado el importe, el número bruto de adjudicaciones también ha disminuido. De las 443 de marzo se redujo a las 314 de abril.

adjudicaciones tic

Fuente: ‘adjudicacionestic.com’

¿Hay realmente un problema?

El pasado mes de marzo, durante la presentación el 2º Encuentro de Economía Digital, la patronal de empresas tecnológicas Ametic ya advertía de que estaba habiendo un frenazo en los contratos firmados con la administración pública.

Matizaban que el mayor problema estaba siendo con la administración central, puesto que los diversos gobiernos autonómicos y regionales siguen trabajando a un ritmo normal. Pero dejaban constancia de que, además, muchos proyectos estaban paralizados y hasta que no hubiera un nuevo Gobierno no saldrían adelante.

Los efectos son notables. Durante el primer trimestre de este año, se habrían adjudicado un total de 455 millones de euros. Esto supondría un total de 115 millones menos que los que se adjudicaron en el mismo periodo del año pasado. Cifra que alcanzó los 570 millones.