No carga la página, no funciona Internet, no llega la señal, esto va muy lento… ¿Quién no se ha quejado alguna vez de la mala cobertura de red que ofrece el wifi de casa? Casi todo el mundo se ha visto en esta situación, y es que cada vez tenemos más dispositivos conectados que necesitan de la transferencia continua de datos. A esto hay que sumar que los obstáculos y la distancia también influye en la calidad de la señal.

Y, ¿cómo podemos solucionar estos problemas de cobertura?

Para empezar, y teniendo en cuenta que cuantas más paredes, techos, ventanas y muebles haya entre el router (punto de origen de la señal) y el ordenador, móvil, tablet o cualquier otro dispositivo peor será la calidad de conexión, lo más recomendable sería situar el router en un lugar céntrico de la vivienda y nunca empotrado dentro de un armario. También es conveniente, en caso de que cuente con antenas externas, orientarlas hacia aquellos lugares de la habitación en los que necesitemos mejor cobertura.

Importante contar además con un router con lo último en conectividad que permita emitir una buena señal. Por lo que si tenemos un router demasiado antiguo lo mejor será ir pensando en cambiarlo.

Instalar un amplificador wifi es otra opción a tener en cuenta cuando existen problemas de cobertura o de una mala señal. Estos aparatos funcionan, básicamente, recibiendo la red wifi del router y amplificando su señal. Se presentan como una gran solución debido a que se pueden instalar de forma muy sencilla y su precio no es demasiado elevado (aunque en el mercado se puede encontrar de todo, existen modelos de gran calidad por debajo de los 40 euros):

  • El DAP-1330 de D-Link amplifica la señal wifi simplemente enchufándolo a la pared y pulsando un botón para sincronizarlo con el router. El LED frontal indica la calidad de la señal que recibe del router para elegir la mejor ubicación. El DAP-1330 integra un puerto de red LAN Fast Ethernet 10/100 para conectarlo al router por cable y que funcione como punto de acceso wifi o bien para que, en el modo repetidor wifi, sea posible conectarle por cable aquellos dispositivos sin wifi, como ordenadores de sobremesa, Smart TV, consolas de videojuegos, etc. Su precio: 39,99 euros.
  • El dLAN 500 AV Wireless+ de Devolo, que por 149 euros convierte cada una de las tomas de corriente de la casa en un punto de conexión.
  • El extensor wifi TL-WA854RE de TP-Link, que solo cuesta 17,99 euros, permite ampliar la señal y cuenta también con indicadores LED que muestran donde obtiene mejor cobertura.

Desde luego, para que hagan bien su función es imprescindible que el amplificador coja bien la señal del wifi, por lo que si una vez tenemos instalado el dispositivo la cobertura no mejora puede que el problema sea del router.