El operador móvil virtual (OMV) MásMóvil ha entrado en el mercado convergente con una oferta muy agresiva de fijo y móvil. Mediante una promoción hasta el mes de agosto, ha fijado por debajo de los 40 euros una oferta conjunta de móvil (1 Gb de datos) y fijo (ADSL a 20 Mb o fibra a 50 Mb).

La apuesta no está exenta de riesgos, dado que MásMóvil no tiene una red propia en móvil y apenas un poco de fibra en fijo, por lo que depende del acceso mayorista de otros operadores. Es decir, tiene que alquilar la red para dar servicio a sus clientes. Pero el operador amarillo no tiene otra opción para avanzar en el terreno convergente, es decir, de los servicios empaquetados de líneas móviles e internet.

De esta forma, MásMóvil presenta una oferta básica de móvil (1 Gb y llamadas ilimitadas) más ADSL (20 Mb) o fibra (50 Mb) por 36,89 euros. Desde la compañía aseguran que esta oferta es para toda la vida si se contrata antes del mes de agosto. Las otras opciones con mayores servicios que da la compañía son: móvil con llamadas ilimitadas y 3 Gb (mismo ADSL o fibra) por 44,89 euros; e iguales condiciones para 8 Gb de navegación por 46,89 euros.

Si el cliente quiere una fibra simétrica de 300 megas deberá pagar 5 euros más en su factura. Aunque hay que recordar que todas estas ofertas quedan condicionadas a la cobertura de la que dispone la compañía.

MásMóvil tiene, tan solo, 720.000 hogares pasados con fibra. El resto de su banda ancha (ADSL) lo tiene por un acuerdo de acceso mayorista con Orange. Esto se debe a las condiciones que puso la Comisión Europea para validar la compra de Jazztel.

Todas estas ofertas llegan sin posibilidad de tener servicios de televisión, algo que por el momento el operador amarillo no se ha planteado. En más de una ocasión, su consejero delegado, Meinrad Spenger, ha asegurado que no todas las personas tienen la necesidad de televisión, por lo que no era una prioridad para su compañía.

¿Qué movimientos esperan en el mercado?

Pese a que MásMóvil afirma en un comunicado que su oferta es la mejor del mercado, al menos hasta el mes de agosto cuando pueden cambiar los precios, no parece que el resto de operadores convergentes vayan a variar sus ofertas. En septiembre, con la llegada de la nueva temporada del fútbol, habrá un nuevo baile de precios y será cuándo se vea hasta qué punto la agresiva oferta del operador amarillo les ha hecho daño o no.

Mientras, el mercado de telecos sigue a la espera de lo que acontezca con Yoigo. Tras conocerse la compra de Pepephone por parte de MásMóvil, ahora mismo hay cierta incertidumbre por lo que sucederá. El fondo Zegona sigue posicionada para la compra de Yoigo, aunque las especulaciones de que finalmente sea MásMóvil quien se haga con el operador móvil siguen vivas.