Las aplicaciones para los coches no han hecho más que aumentar de manera exponencial en los últimos años. Ahora, el centro tecnológico Eurecat y la firma Tecnocom han desarrollado el primer certificado de calidad para las aplicaciones móviles para el automóvil. El servicio no solo está destinado a certificar la calidad sino también la seguridad de este tipo de herramientas.

Vivimos en un contexto de crecimiento exponencial del ecosistema de apps para el coche, pues según ha informado Eurecat, el vehículo conectado a la red ya representa una quinta parte de las ventas del mercado automovilístico en España. Tras dos años de investigación y desarrollo, el servicio Appytest for Auto se ha creado para verificar la seguridad de las aplicaciones móviles para los automóviles. De esta forma, busca ofrecer soluciones a los fabricantes de coches y usuarios que quieren tranquilidad a la hora de usar estas apps.

El servicio de certificación Appytest for Auto se enmarca en el proyecto Appytest. Esta iniciativa busca verificar todas las dimensiones de la calidad de una aplicación tales como compatibilidad, rendimiento, seguridad, estabilidad en apps destinadas al mercado de la banca, las telecomunicaciones y los seguros. Ahora, el mercado del automóvil se une a este servicio.

Santiago Begué, responsable del servicio Appytest del Centro tecnológico de Cataluña Eurecat, ha declarado que  “las aplicaciones móviles para el coche son un nuevo mercado de rápido crecimiento”, en el que “hay que tener en cuenta no sólo la seguridad digital, sino también la seguridad física en la conducción”.

Begué ha destacado que la falta o pérdida de conectividad puede ser fatal y afectar negativamente a la seguridad de los ocupantes del vehículo. Además, ha señalado que “la nueva certificación acredita que una aplicación móvil para el coche cumple con el estándar de la industria para la conectividad del vehículo, ya adoptada por la mayoría de los fabricantes de automóviles y de teléfonos inteligentes”.