El sector telecos tenía apuntado el 19 de mayo en rojo. Se trata de la fecha en que la Comisión Europea se pronunciará sobre la venta de O2, la filial británica de Telefónica, al grupo Hutchison. Aunque puede que no haya que esperar tanto.

Según informa Efe-Dow Jones, hoy mismo podría darse a conocer la resolución definitiva. Y es que, según fuentes comunitarias de la agencia de noticias, Bruselas tiene previsto bloquear la compra sin esperar más tiempo. En concreto, está previsto que los 28 comisarios aprueben la decisión del supervisor de competencia. Fuentes citadas por el Wall Street Journal coinciden con este análisis.

El motivo que tendrían en Europa es que las dos compañías no habrían conseguido despejar las dudas del regulador acerca de que la transacción conllevará un aumento de los precios y una menor oferta para los consumidores británicos.

No obstante, otras fuentes europeas aseguran a Efe que, finalmente, se seguirán los plazos previstos y no será hasta el próximo jueves 19 de mayo cuando se ofrezca y resolución definitiva sobre la compra.

La responsable de competencia de la UE, Margrethe Vestager, está decidida a impedir la concentración de operadores en la región, a pesar de que Europa tiene un exceso evidente de los mismos, especialmente en comparación con EEUU. La primera vez que tuvo que tomar una decisión al respecto sobre un país en el que se iba a pasar de cuatro a tres operadores, en Dinamarca, la operación tuvo que ser abandonada.

Soluciones por si el resultado es negativo

En las últimas semanas, desde Telefónica, hay menos optimismo que hace unos meses, cuando se creía que Bruselas finalmente entendería que el mercado de telecomunicaciones tiende a la consolidación y no hay vuelta atrás. Pero la situación ha ido tomando un cariz negativo, tanto que el operador azul tiene ya muy claro qué pasos tomar si hoy, o el próximo día 19 se rompe la venta.

Durante la última presentación de resultados, el nuevo presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, remarcó que Telefónica ha puesto en marcha otras medidas que garanticen la flexibilidad financiera del grupo en caso de que finalmente no salga adelante la operación.

A este respecto, el director financiero de Telefónica, Ángel Vilá, añadió que entre las opciones que se barajan están la posible salida a bolsa de Telxius, el script dividend, la revisión de sus activos no estratégicos o la venta de participaciones minoritarias.

Preguntado por la prensa la opción de emitir bonos híbridos, Álvarez-Pallete aseguró que si es necesario considerarán esta posibilidad, pero dijo que en ningún momento se adoptarán medidas que lleven a los actuales accionistas a perder peso.

Respecto a O2, Vilá tuvo claro que no tienen ninguna prisa para tomar una decisión sobre su futuro si no se vende a Hutchison, pero el grupo cuenta con “muchas alternativas” como desinversiones parciales, la pérdida de control, recurrir a los mercados de capital o fusiones o adquisiciones.