La compañía aérea Air Nostrum triplicó su beneficio hasta los 11,3 millones de euros en 2015 gracias a la eficiencia en costes, en un año en que ha mejorado el número de operaciones y de pasajeros tras la segunda reestructuración acometida por la empresa.

Su presidente, Carlos Bertomeu, ha manifestado durante el acto de presentación de resultados que, además de la mayor eficiencia en costes, el mercado español y la actividad económica comenzaron a crecer, y la cifra de negocios subió un 3 % hasta los 415 millones. También el número de operaciones mejoró, con 75.951, y el de pasajeros, con 4.010.276, en ambos casos un 6 % más respecto al año anterior, y el índice de ocupación se situó en el 65,7 %, el mejor de los veintidós años de historia de la compañía valenciana.

Entre este año y 2018, Air Nostrum renovará cerca de la mitad de sus aviones, plan en el que invertirá más de 800 millones, con lo que será la aerolínea regional de su tamaño con la flota más joven de Europa.

Bertomeu ha destacado que los resultados obtenidos el año pasado marcan un punto de inflexión teniendo en cuenta los peores indicadores de años anteriores, y ha agradecido el esfuerzo de los trabajadores, que han soportado reducciones de jornada y sueldo.

Con una plantilla de 1.392 empleados, la aerolínea está realizando actualmente una selección de pilotos y próximamente hará otra de azafatas, que cubrirán las salidas naturales que se han producido. A ese esfuerzo se suma el repunte de la actividad económica, no así la evolución del precio del carburante que ha quedado compensada con la apreciación del dólar.

La compañía tiene pendiente de aprobación un reparto de dividendos, según ha indicado. Air Nostrum aumentó en 2015 su porcentaje relativo a operaciones en el aeropuerto de Madrid, donde la compañía valenciana concentra entre el 65 y el 70 % de las operaciones regionales. Además, la llegada del AVE ha generado oportunidades en rutas que se han regionalizado como Madrid-Alicante o Madrid-Málaga, en las que antes no operaba.

El año pasado también se centró en mercados nicho como Melilla y las rutas interbaleares, y en enlaces como Madrid-Menorca, Almería-Sevilla o Madrid-Estrasburgo, y comenzó a recuperar su posición como operador regional en Europa, sobre todo en Francia.

Según Bertomeu, entre los proyectos de diversificación desarrollados está la operación de vuelos especiales y chárter para equipos de fútbol de Primera División, vuelos corporativos y de turistas de alto ingreso que en su conjunto supusieron 19 millones de euros, el 20 % más que el ejercicio anterior; y otros 12 millones procedieron del alquiler de aviones sin y con tripulación.

La compañía inició su participación como socio estratégico en la aerolínea regional Amaszonas del Paraguay, y este año ha salido del capital de la argentina SOL Líneas Aéreas tras la rescisión del contrato de capacidad entre Aerolíneas Argentinas y SOL.

En otra línea de actuación de la compañía, la de mantenimiento de aviones, la empresa creó en Paraguay su primer taller fuera de España, y firmó contratos de reparación para el Airbus A400M y de mantenimiento para la fuerza aérea portuguesa. Este año continuará con la asesoría y consultoría técnica y operacional, formación e instrucción de pilotos y técnicos de mantenimiento de aeronaves, y no descarta alianzas empresariales en Latinoamérica “o en cualquier sitio del mundo”, que no ha querido concretar.