España será, muy probablemente, el primer mercado del mundo en el que debutará la nueva versión del sistema de televisión inteligente TiVo. ¿Y cómo lo hará? A través de una caja con capacidades de alta definición 4K muy similar a la que que ya comercializa Vodafone entre sus clientes de ADSL, pero con el nuevo interfaz de la compañía estadounidense, recién adquirida por Rovi.

Pequeña, negra y muy potente. La nueva caja de TV de Vodafone llega para unir a todos los dispositivos con sus capacidad de emitir en 4K y su potente chip Broadcom. Ya anunciamos su llegada para los clientes de ADSL, lo que no dijimos fue que una pequeña y potente máquina muy similar se va a convertir también en el dispositivo de referencia de TiVo en nuestro país. Y que España será el mercado donde haga su debut global la nueva versión del software de la compañía estadounidense de contenidos.

En SABEMOS tuvimos ocasión de probar el dispositivo en las oficinas de Vodafone, bajo la supervisión del responsable de Televisión de la compañía, Ignacio García Legaz. No tuvimos acceso a la versión de TiVo, que guardan bajo siete candados, pero sí a la que han empezado a comercializar entre abonados. En realidad, el directivo nos confirma que ambas interfaces tendrán muchos parecidos.

La respuesta de cualquier usuario cuando vean el producto será en todos los casos la misma: quiero tirar a la basura mi decodificador actual de TiVo y que me lo cambien por uno de estos.

Quede claro que este artículo no está pagado en modo alguno por Vodafone, pero lo cierto es que el chisme de marras corre que se las pela y ejecuta las aplicaciones a la velocidad del relámpago, Netflix incluida. Y Vodafone ha apostado mucho por Netflix.

¿Por qué es tan importante la velocidad en Netflix? Porque, básicamente, a pesar de que Vodafone comercialice el servicio de la estadounidense, la caja de TiVo actual es casi el peor sitio donde ver sus contenidos, con una interfaz perezosa. Y no es la única cosa a la que le cuesta andar de la caja actual de TiVo. El catch-up, la recuperación de contenidos atrasados, es a día de hoy una castaña, lo que se resolverá con la nueva caja.

El deco de TiVo actual es, en comparación con el nuevo, una chatarra. Es cierto que tiene un disco duro que permite grabar contenidos, pero cuando llegue la nueva versión de TiVo, con contenidos en la nube, dará lo mismo tener en casa los contenidos. De hecho, la grabación local tiene un grave problema: si se te estropea el deco o te lo cambian pierdes todo lo que tengas grabado.

Otra cosa es que Vodafone juegue a ser Dropbox e intente meterte en los distintos planes de precios también distintas capacidades para almacenar contenidos. ¿Quieres 100 Gb más para grabar más temporadas de Juego de Tronos? Si en el futuro lo grabas en 4K pronto te quedarás sin espacio…

En resumen: la nueva caja de Vodafone TV está muy bien, pero tiene sólo un inconveniente fundamental: todavía no nos ha llegado a los clientes de cable y fibra. Y somos mayoría.