No hay marcha atrás. Las grandes compañías de distribución tienen que estar más cerca del ecommerce y tomar distancia con el supemercado tradicional. Ya no vale ni la palabra ‘hiper’. Así, Eroski intenta facilitar a sus clientes el acceso a su portal online. Es la última bala.

A izquierda y derecha. La cadena de distribución con origen vasco tiene que hacer frente, por una parte a las exigencias del mercado tradicional que dicta Mercadona y su imperio; y por otro lado a la incursión de Amazon en segmentos como la alimentación y limpieza del hogar. Uno lo domina, es su negocio desde que nació. En el otro debe acelerar al máximo para no perder el paso, ¿pero cómo lo está haciendo?

La directora de Comercio Electrónico de Eroski, Mari Mar Escrig, cuenta a SABEMOS que los planes previstos por la compañía para frenar el avance de Amazon pasan por la multicanalidad y la innovación. Todo eso apoyado en unos plazos de entrega lo más corto posibles. De este modo, están apostando todo por poner a disposición de los usuarios diferentes puntos de contacto (app para móvil y tablet, además de la web y la tienda física).

En ese sentido también quieren añadir nuevos puntos de recogida de producto (entrega a domicilio, click & drive, click & collect) y, sobre todo, con plazos de entrega más cortos (4 horas para click & drive, 2 horas para click & collect).

Ahora bien, para que todo esto se lleve a cabo, debe producirse un cambio en la mentalidad en el consumidor. Para ello, Escrig asegura que en estos momentos no hay límites sobre lo que se puede vender a través de internet. Afirma que en Eroski potencia no solo los productos de alimentación, sino también tiendas online especialistas en descanso, electrodomésticos, electrónica de consumo, telefonía móvil, seguros, viajes o productos de terraza y jardín. Esa parece la clave, hacer ver al cliente que puede encontrar todo en el mismo ecosistema sin la necesidad de salir de él. Otra cuestión será competir en precios.

¿Quiénes están dispuestos a comprar online?

Parece que el comercio electrónico es una realidad. Quizá la persona acostumbrada toda la vida a ir a su mercado de confianza lo seguirá haciendo. Pero miles se nuevos consumidores llegan al mercado, y hay que tener las puertas bien abiertas. Las puertas de internet.

Mari Mar Escrig cree que el ecommerce se está convirtiendo en un hábito cotidiano para todos los públicos. Asegura que en Eroski siguen creciendo en el número de usuarios que realizan la compra en este canal. No obstante, confiesa que todavía muchas compras están relacionadas con ocio, viajes y moda. Es decir, justo donde Amazon es más fuerte. Por lo tanto, el gran pastel llegará cuando la gente decida comprar la comida o los productos del hogar por internet. Confiesa, efectivamente, que la alimentación ha llegado tarde al ecommerce, pero que poco a poco va creciendo en clientes y, sobre todo, la gente se fideliza a hacer la compra de esta manera más rápida y sencilla.

En cuanto a la tipología de cliente, la responsable de ecommerce de Eroski destaca que, en general, las mujeres se erigen como el principal target que realiza compras online. Por edades, son los jóvenes, muchos de ellos nativos digitales, quienes lideran este campo, si bien son los usuarios de mediana edad los que compran más productos del hogar en la red.

Una lucha (aparentemente) desigual

La estrategia online de Eroski, como cuenta a SABEMOS su responsable, parece bastante definida. ¿Pero realmente se trata de una batalla entre iguales?

Ya no es un problema solo de ellos. El Corte Inglés y Mercadona andan en la misma cruzada. Y es que Amazon con un total de cerca de 1,4 millones de visitantes únicos a sus tiendas de alimentación online en un mes, según datos del sector, es quien pone el ritmo.

El Corte Inglés totaliza 695.000 visitantes únicos en un mes; Mercadona, 356.000 visitas, y Eroski, con 339.000 visitantes. Por detrás se sitúan Carrefour (337.000 visitantes únicos), Alcampo (273.000) y Ulabox.com (50.000), según los últimos datos de comScore en 2015. ¿Con estos datos hay competencia digital?

Ni siquiera sumando los tres primeros contabilizan las visitas que hace Amazon. Eso influye, porque al final que los usuarios ya estén en tu web deriva en una posible compra. Habrá que ver cómo acaba este año.