El buque “Adonia”, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, llegó este lunes a La Habana y abrió la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo.

La embarcación, con 704 pasajeros a bordo, entre ellos una docena de cubano-estadounidenses, ya entró en la bahía de La Habana y atracará en la terminal de cruceros “Sierra Maestra”, situada en el centro histórico de La Habana.

El arribo del “Adonia” atrajo a decenas de curiosos que se congregaron en la avenida Malecón y en la zona del antiguo Castillo del Morro para presenciar su entrada a la bahía de La Habana tras una travesía de unas ocho horas. Algunos de los espectadores que acudieron a la zona del litoral habanero esta mañana portaban banderas cubanas e incluso alguno llevaba una de Estados Unidos, según pudo constatar Efe.

En las cubiertas de la embarcación se podía ver a grupos de los pasajeros que contemplaban las primeras vistas de la capital cubana en este viaje inaugural e histórico.

El programa de este crucero con salida desde Miami cada dos semanas y destino a Cuba, incluye un programa de actividades en mar y tierra de carácter cultural, educativo y humanitario.

Carnival, la mayor empresa de cruceros del mundo, promete a los viajeros de esta ruta marítima una “experiencia de inmersión cultural” durante una ruta de siete días alrededor de la isla, con una primera escala en La Habana, y las siguientes paradas en Cienfuegos, y Santiago de Cuba.