La exdiputada de UPyD Irene Lozano ha comunicado este jueves al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que renuncia a ir en las listas al Congreso para dedicarse a otros proyectos profesionales. Lozano ha dado a conocer su decisión de no repetir como número cuatro en la lista por Madrid en un mensaje en su cuenta de la red social de Twitter, en el que se muestra “segura” de que Sánchez será el próximo presidente del Gobierno de España y de que eso será “lo mejor para el país”.

Según explica, su intención es involucrarse ahora en proyectos profesionales que exigirán su “dedicación completa”, tras haber vivido la “experiencia única de hacer política en el PSOE”, partido al que no llegó a afiliarse. Tras agradecer “muchísimo” a Sánchez su confianza y su “deseo” de volver a contar con ella para las elecciones de junio, Lozano señala que los meses que ha estado vinculada al PSOE han sido también de un “aprendizaje” que forma parte ya de su “bagaje vital”.

“Agradezco especialmente a Pedro su compromiso político con España, su honestidad y su trabajo infatigable por el cambio y por devolvernos la esperanza de realizarnos como el país progresista que somos”, escribe la diputada en su twitter.

Lozano tomó la decisión el pasado 15 de octubre de aceptar la oferta de Sánchez para ir de número cuatro por Madrid como independiente tras abandonar UPyD, con quien fue diputada desde 2011. Su entrada en un puesto tan relevante suscitó malestar en algunos sectores del partido. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, llegó a reclamar a Lozano pedir perdón a los socialistas que se sintieron ofendidos por sus críticas al bipartidismo.

Lozano fue una de las apuestas personales de Sánchez junto a la excomandante Zaida Cantera, quien también fue como independiente en la lista de Madrid en el sexto puesto. En esta legislatura, fue nombrada portavoz de Reglamento y vocal de las comisiones de Asuntos Exteriores y de Defensa.

El hueco que deja Lozano podría unirse a la posible baja de la lista de Madrid de la que fue número dos, la catalana Meritxell Batet, quien está estudiando la posibilidad de ser cabeza de cartel por Barcelona.

Una de las posibles sustitutas podría ser la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, quien fue de número uno por Guadalajara en las pasadas elecciones generales.