Ha sido el debut más triste que Telepizza podía imaginar: las acciones de la cadena de restaurantes han caído casi un 20% en su vuelta al parqué.

Los títulos comenzaban a cotizar en la bolsa a 7,75 euros, en la franja baja de la horquilla de entre 7 y 9,50 euros que se marcó en el folleto de oferta pública de venta remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pese a partir de entrada desde una posición contenida, el precio se ha desplomado hasta los 6,25 euros, un descalabro del 19,35%.

Aunque Telepizza quería alcanzar una valoración de unos 550 millones de euros en su retorno a la plaza que abandonó en 2007, su capitalización se ha quedado finalmente en 475 millones.

Telepizza quería recaudar unos 550 millones de euros pero su capitalización se ha quedado en 475 millones

El mercado se ha mostrado crítico con la operación y no ha reconocido el potencial de la empresa en el parqué. Quizá tampoco era el momento más adecuado para desembarcar de nuevo en la bolsa, ya que en el propio folleto la empresa reconoce que espera incurrir en pérdidas en el presente ejercicio.

“No tenemos previsto pagar dividendos en 2016 ni a medio plazo y, como consecuencia, la única oportunidad de que los accionistas obtengan retornos en sus inversiones sería una subida en el precio de nuestros títulos”, asume Telepizza en su extenso informe -530 páginas- de salida a bolsa.

Las malas noticias han acabado pesando más que las buenas. Pero no ha sido el único caso, dado que en el mismo día también ha salido a bolsa otra firma.

Dominion es una filial de la empresa vasca de componentes para la automoción Cie Automotive que ha debutado también este miércoles en la bolsa española. En este caso, la bajada ha sido del 5,84% con respecto a su precio de salida. Frente a los 2,74 euros de inicio, la empresa ha concluido con una valoración de 2,58 euros por acción.

Otros casos

El batacazo de estas dos empresas se produce casi un año después de la última salida a bolsa. En febrero de 2015 se lanzó al parqué Aena, el gestor aeroportuario, con unas subidas del 20% -la misma variación que Telepizza pero con signo positivo-. A su lado, las nuevas operaciones de entrada en el mercado bursátil han sido decepcionantes.

Porque en el mercado había ciertas esperanzas puestas en los movimientos que se iban a producir esta semana. Quizá un par de chicos nuevos en el patio del colegio conseguían animar un curso escolar de lo más soso.

Todavía falta por llegar el último de esta semana: Parques Reunidos también va a volver a la bolsa española, después de abandonarla en 2004. Su debut del viernes será el termómetro definitivo del atractivo bursátil para las empresas que buscan financiación. Esta operación sí será significativa, dado que la empresa de parques temáticos pretende captar 2.000 millones de euros.

Parques Reunidos saldrá a bolsa este viernes

Desde Clerhp, la última empresa en debutar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB, la bolsa para firmas pequeñas), ya advirtieron de que el actual es un momento convulso para salir al parqué. La atonía en la bolsa y la incertidumbre política hacen que las cotizaciones, en general, se vean contagiadas por las voces más pesimistas.

Por otro lado, en el sector del capital riesgo perciben una amenaza que puede ser igual de lesiva para todas aquellas empresas que se están planteando salir a bolsa: con unos tipos de interés al 0% resulta mucho más atractivo volver a los bancos a por préstamos que obtener capital en una oferta pública de venta de acciones.

A lo mejor el ejemplo de Telepizza, Dominion y Parques es tan negativo que las tres operaciones de salida a bolsa de esta semana son tan sólo un oasis en medio del desierto.