Fernando Marti, presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, insiste en que la primera fecha que tiene disponible para acudir a la Cámara es el 5 de mayo, dos días después de que se disuelvan las Cortes.

El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Fernando Marti Scharfhausen, mantiene el pulso con el Congreso de los Diputados y persiste en su intento de eludir la obligación de dar explicaciones en la Cámara acerca de su gestión al frente del supervisor.

Pese al requerimiento unánime de los grupos parlamentarios, Marti se niega a comparecer ante la comisión de Industria del Congreso esta semana para dar cuenta de su gestión en plena polémica por los procesos para la reapertura de la central de Garoña y para dar el visto bueno a la construcción del cementerio nuclear de Villar de Cañas (Cuenca), según informa Europa Press citando fuentes del organismo.

El jefe del regulador nuclear insiste en que la primera fecha que tiene disponible para acudir al Congreso es el 5 de mayo. Pero es que esa fecha haría de facto muy improbable su presencia en la Cámara, dado que es casi seguro que las Cortes se disolverán dos días antes ante la falta de acuerdo para investir un nuevo presidente del Gobierno.

‘No’ al Congreso

La ponencia de relaciones entre el Congreso y el CSN –una suerte de subcomisión parlamentaria de la comisión de Industria de la Cámara Baja- envió la pasada un requerimiento al organismo exigiendo la comparecencia del presidente esta semana, proponiendo que lo hiciera el miércoles o el jueves. La petición fue apoyada por todos los grupos integrados en la ponencia, incluso también el Partido Popular.

Desde el CSN se insiste en la imposibilidad de que Marti acuda a la comisión esta semana por “motivos de trabajo”. Sin embargo, el propio presidente del CSN comunicó el pasado de manera inesperada y sin ninguna explicación a los otros cuatro consejeros del organismo que el próximo pleno, previsto para el miércoles, se adelantaba finalmente al martes, confirman a SABEMOS fuentes conocedoras de la situación.

En caso de que Marti mantenga el pulso con la Cámara y no comparezca esta semana, los grupos parlamentarios de la oposición pretenden solicitar el amparo del presidente del Congreso, Patxi López, y posteriormente, si fuera necesario, promover la reprobación del presidente del CSN. Hasta dos fuentes parlamentarias consultadas por SABEMOS avisan de que la mayoría de los partidos no descartan incluso iniciar el proceso para instar al Gobierno el cese de Marti al frente del organismo.

De anual a bienal

Marti lleva sin pasar por la comisión de Industria del Congreso para dar cuenta de su gestión desde noviembre de 2014, y entonces lo hizo para explicar los informes de gestión del CSN correspondientes a 2013 y a 2012. Durante el año pasado no llegó a acudir a la Cámara Baja para explicar la gestión de 2014, alegando viajes internacionales hasta la disolución de las Cortes para la celebración de las elecciones del 20-D.

Si como parece más que probable se celebran nuevas elecciones generales el 26 de junio, y dado los plazos necesarios para constituir de nuevo la comisión de Industria de las nuevas Cortes, la esperada comparecencia del presidente del CSN no podría producirse previsiblemente hasta el próximo octubre o incluso noviembre, dos años después de la anterior, explican las mismas fuentes. Y lo haría para informar de su gestión en los años 2014 y 2015, así que las comparecencias anuales para rendir cuentas ante el Congreso se están convirtiendo en la práctica en bienales.

Y si las explicaciones de Marti se postergan hasta entonces, podrían finalmente producirse después de que el CSN ya haya remitido al Gobierno su eventual informe favorable para la reactivación de la central de Garoña, previsto para algún momento del segundo semestre de este año. [En los últimos días, y después de dos años dando la batalla para reabrir la central, Iberdrola y Endesa parecen enfrentados sobre si continuar con el proceso de autorización o cerrar definitivamente la planta burgalesa].

Y, en paralelo, en caso de producirse la comparecencia bien entrado 2016, el presidente del CSN acudiría también con los trabajos ya avanzados para aprobar un informe favorable para la concesión de la autorización de construcción al almacén temporal centralizado (ATC) de residuos radioactivos en Villar de Cañas.