La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado un expediente sancionador a once empresas de servicios informáticos y aplicaciones, al considerar que podrían haber llevado a cabo acuerdos para el repartirse el mercado, algo prohibido por las normas de Competencia.

En concreto, las empresas afectadas por esta investigación son Cibernos, Software AG España, Indra, Gesein, IBM, Atos Spain, Connectis, Informática El Corte Inglés, Next Computer, Axpe y Everis.

La CNMC ha abierto a estas once empresas un expediente por “posibles prácticas restrictivas de la competencia” prohibidas en el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), así como en el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). La CNMC inició la investigación sobre dichas empresas a partir de la información suministrada por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) sobre las licitaciones de servicios de desarrollo y mantenimiento de sistemas y aplicaciones convocadas por la Agencia Tributaria.

En el marco de esta investigación preliminar, el organismo regulador informa de que llevó a cabo inspecciones domiciliarias en las sedes de varias de las empresas incoadas. “A la vista de la información inicial disponible y de la documentación recabada durante las inspecciones, la CNMC considera que existen indicios racionales de la comisión por parte de Cibernos, Software AG, Indra, Gesein, IBM, Atos, Connectis, Iecisa, Next, Axpe y Everis, de una infracción de los artículos 1 de la LDC y 101 del TFUE”, explica.

En concreto, detalla que las infracciones consistirían en acuerdos o prácticas concertadas entre las empresas para el reparto de mercado, la fijación de precios u otras condiciones comerciales, así como el intercambio de información comercial sensible relativa al sector de servicios de informática y servicios conexos, especialmente relacionados con las actividades de desarrollo y mantenimiento de sistemas y aplicaciones.

La CNMC aclara que la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación e indica que se abre a partir de ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC. Asimismo, recuerda que la investigación de los cárteles constituye una de sus prioridades de actuación, dada la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y el correcto funcionamiento de los mercados.

Para ello, la CNMC cuenta, entre otros instrumentos, con el Programa de Clemencia que permite a las empresas que forman parte de un cártel beneficiarse de la exención del pago de la multa, siempre y cuando aporten elementos de prueba que posibiliten a la CNMC su detección.