El gigante español de los autobuses pisa fuerte en Marruecos. Alsa se ha adjudicado la gestión de los autobuses turísticos de la ciudad de Marrakech para los próximos seis años.

La multinacional española del transporte de viajeros por carretera tendrá bajo su control los autobuses turísticos de Marrakech, según informaciones de Europa Press. La compañía comprará cuatro nuevos autobuses 100% eléctricos para pasear a los turistas por los puntos de interés de la ciudad. Se prevé que unas 90.000 personas utilicen este nuevo servicio que generará 16 puestos de trabajo

Con este contrato, la empresa con sede en Madrid refuerza su presencia en Marrakech, donde ya en 2005 puso en marcha el autobús turístico. Con la incorporación de los nuevos cuatro vehículos eléctricos panorámicos de dos plantas se pretende ampliar el volumen de negocio en una ciudad que recibe aproximadamente tres millones de turistas al año.

Pero no solo se trata de Marrakech, donde la compañía española ya gestiona el transporte urbano y metropolitano. Esta operación continúa la estrategia de expansión comercial de Alsa por terreno marroquí: desde 2010 opera en Agadir, en Tánger desde 2013 y desde el año pasado en Juribga.

Buenas cifras para Alsa en 2015

Alsa ha crecido en 2015. El crecimiento de la actividad de la compañía en Marruecos unido a la recuperación de su situación en España ha llevado al gigante de los autobuses a cerrar 2015 con un crecimiento del 6% de su beneficio operativo. De esta forma, Alsa alcanza unos beneficios de 98,5 millones de euros, según señala Europa Press. 

El negocio de Alsa en Marruecos, donde opera desde 1999, aumentó un 14% el año pasado. La compañía valora de forma positiva estos datos después de que sus servicios en Tanger, operativos desde finales de 2014, hayan cumplido su primer ejercicio completo generando beneficios. Y es que a Alsa parece que le va muy bien entre Marruecos y España. Los ingresos de la compañía en estos dos mercados en 2015 se sitúan en el segundo puesto de todo el grupo británico National Express, del que forma parte Alsa desde 2005. El turismo marroquí sobre ruedas lleva firma española.