La rehabilitación sostenible de las carreteras españolas ya ha comenzado. El proyecto REPARA 2.0, en marcha desde el último trimestre de 2015, tiene como objetivo principal desarrollar nuevos métodos y tecnologías para rehabilitar y conservar cualquier tipo de carretera ahorrando en costes económicos y ambientales. De esta forma, pretende mejorar la gestión de las infraestructuras y mejorar la adaptación de los materiales al cambio climático.

REPARA 2.0 es un proyecto de investigación industrial y desarrollo experimental. Su nombre completo es “Desarrollo de nuevas técnicas y sistemas de información para la REhabilitación sostenible de PAvimentos de carreteRAs. Se enmarca dentro del programa CIEN del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), un organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad que financia la iniciativa. REPARA 2.0 tiene una duración estimada de 48 meses y está activo desde finales de 2015.

En este proyecto multidisciplinar de I+D+i participan ocho compañías españolas, cada una especializada en un área distinta. El consorcio, liderado por Sacyr Construcción, engloba a las empresas Acciona Infraestructuras, Fractalia, CHM, Repsol y las pymes Cemosa, Solid Forest e Inzamac.

Nuevos materiales frente al cambio climático

Uno de los principales objetivos de REPARA 2.0 es desarrollar tecnologías que permitan la obtención de nuevas mezclas bituminosas o asfaltos con materiales 100% reciclados. Además, estos asfaltos se sintetizarán a bajas temperaturas, lo cual supondrá un importante ahorro de energía y la reducción de las emisiones. La calidad no se verá afectada y los asfaltos serán similares a los obtenidos a partir de mezclas en caliente, por lo que serán aptos para vías de alta velocidad.

Estos nuevos materiales tendrán que ser sostenibles y resilientes, es decir, capaces de adaptarse a distintas situaciones. Y dentro de las posibles situaciones, al cambio climático. REPARA 2.0 quiere estudiar cómo afecta el cambio climático a las infraestructuras de las carreteras para poder desarrollar una estrategia eficaz de mantenimiento y rehabilitación.

Aplicación de sistemas de información y software

Una de las partes más novedosas de REPARA 2.0 es el desarrollo de sistemas de información para la mejora de las carreteras. A partir de tecnologías basadas en el Internet de las Cosas y en el Big Data, el proyecto quiere analizar y procesar datos acerca del estado de los pavimentos para poder predecir posibles deterioros y anomalías. Para ello, se emplearán sensores inalámbricos embebidos en el pavimento para transmitir datos en tiempo real.

Además de estos sensores, el proyecto desarrollará software específico destinado a facilitar el estudio del impacto medioambiental de la rehabilitación de carreteras. Para ello, seguirá las recomendaciones de la Comisión Europea y se basará en parámetros como el análisis del ciclo de vida, el análisis de costes y el estudio de la huella ambiental.

Otro de los retos de REPARA 2.0 es el cumplimiento de la normativa vigente sobre carreteras debido a los numerosos participantes en este proyecto multidisciplinar. Para ello, se dotará a todos los intervinientes en las tareas de construcción de las herramientas de diseño y la metodología necesaria para aplicar las técnicas de rehabilitación de forma correcta y uniforme. Parece que las carreteras españolas pronto tendrán una nueva vida.