Parques Reunidos saldrá a bolsa con un precio que se sitúa en una horquilla de entre 15,5 y 20,5 euros por acción, lo que la capitalización bursátil del grupo estaría entre 1.252 y 1.486 millones de euros, según el folleto de admisión a cotización aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo, con sede en Madrid y uno de los principales operadores de parques de ocio del mundo, espera emitir hasta un máximo de 33.870.977 nuevas acciones a través de una Oferta Pública de Suscripción (OPS), con la que espera obtener aproximadamente 525 millones de euros.

La vuelta a bolsa de Parques Reunido, tras doce años de ausencia, está prevista para el próximo día 29 de abril. Además, Arle Capital Partners (el principal accionista del grupo con el 65 %) venderá hasta un máximo de 4,85 millones de títulos existentes pertenecientes a su sociedad Centaur Luxco, y también se reserva el derecho de aumentar el número de acciones existentes de la oferta con hasta 3 millones adicionales. Asimismo, las entidades coordinadoras globales, Deutsche Bank y Morgan Stanley, podrán comprara, ejerciendo la opción de ‘green shoe’, hasta un 15 % de los títulos puestos en circulación.

Tras la oferta, la participación de Arle se situará entre un 40,58 % y un 57,98 % del total de capital social y derechos de voto.

En cuanto a la remuneración al accionista, Parques Reunidos prevé destinar entre un 20 % y un 30 % de los ingresos netos del grupo correspondientes a los resultados del ejercicio 2016 -que cierra en septiembre- a un dividendo, que abonará en 2017.

Se espera que la oferta, que se dirige a inversores internacionales institucionales, aporte una base diversificada de accionistas internacionales, así como un mejora acceso a los mercados públicos de capital (incluyendo mercados para instrumentos de deuda), lo que pudiera facilitar la obtención de financiación para afrontar nuevas oportunidades de crecimiento.

La compañía tiene la intención de invertir unos 104 millones de euros en los próximos tres años en nuevas atracciones e instalaciones, de los que 85 millones se destinarán a la adquisición de nuevos parques y 30 millones, al desarrollo de nuevos parques de ocio en centros comerciales (MECs). Asimismo, se han identificado unos 25 posibles proyectos de ampliación, con vistas a acometer dos o tres proyectos al año sobre la base de un presupuesto anual previsto de 25 millones de euros.

Parques Reunidos se fundó en 1967, con el nombre de Parque de Atracciones Casa de Campo de Madrid, y, partiendo de un negocio centrado principalmente en España, se ha ido convertido, por medio de adquisiciones, en un destacado operador a escala internacional.

En 1999, Parques Reunidos se estrenó en bolsa, de la que fue excluido cinco años más tarde, en 2004, por su nuevo propietario, Advent International, que lo había adquirido en 2003, mediante una opa.

A partir de su compra por parte de Arle Capital Partners (antes Candover Investments) en 2007, la compañía ha pasado de 22 parques en cinco países, con el 58 % de los ingresos procedentes de España en 2006, hasta 55 en 12 países, con un 23 % de los ingresos procedentes de España en 2015.

Su cartera la componen 14 parques de atracciones, 20 acuáticos, 12 zoológicos, 5 centros de entretenimiento familiar y 2 teleféricos y, en temporada alta, su plantilla asciende a 18.000 empleados en todo el mundo.

Con aproximadamente 21 millones de visitantes a cierre del ejercicio a 30 de septiembre de 2015, se posiciona como el segundo mayor operador de parques de ocio de Europa y el octavo más grande del mundo, en términos de visitantes. Asimismo, el grupo está preparado para operar dos parques de atracciones, actualmente en construcción por terceros, bajo contratos de gestión en los Emiratos Árabes Unidos.

Algunas de sus marcas locales clave son Parque de Atracciones, Parque Warner y Zoo Aquarium en España; Kennywood en Pensilvania y Lake Compounce en Connecticut, Estados Unidos; Mirabilandia en Italia, o Movie Park de Alemania.