Era obvio que en ningún sitio mejor que en el Museo ABC de Madrid podía alojarse una exposición que hiciera justicia a la histórica revista Blanco y Negro. La Colección ABC tiene un fondo gráfico inmenso, es un auténtico tesoro para los interesados en materias como el humor gráfico de hace un siglo o los primeros pasos de determinadas técnicas de impresión, que luego se convertirían en generalizadas en la prensa española.

El Museo ABC rinde honores a la fundacional revista Blanco y Negro 125 años después del nacimiento de ésta, un homenaje a lo que fue un auténtico lujo visual que apareció el 10 de mayo de 1891 y que destacó por encima de todas sus compañeras de kiosco por su lujoso papel y, sobre todo, el gran peso que se daba a las ilustraciones y el apartado gráfico.

Gente como Ángel Díaz Huertas, Ramón Cilla, Primitivo Carcedo o Pedro Rojas ilustraron textos de periodistas y escritores como Ramón de Campoamor, Córcholis, José Echegaray o José Velarde gracias a la visionaria labor editora de Torcuato Luca de Tena, que se inspiró en la prensa alemana de entonces para dar luz en España a un tipo de publicación nunca antes vista. Eran días complicados en lo político y la prensa se polarizaba en bandos: Blanco y Negro escogió una posición más neutral y -aunque por sus páginas pasaron caricaturistas históricos- puso el acento en el ocio y lo cultural, desde relatos literarios a recetas de cocina y crítica suave de la actualidad.

museo abc

La exposición del Museo ABC no es que rinda homenaje a la seminal cabecera (hace ya tiempo que, política aparte, Blanco y Negro forma parte de la historia de la prensa de España), sino que ofrece una oportunidad única para aquellos interesados en la historia de los medios de comunicación impresos, y presenciar entre planchas y originales un impagable cómo se hizo directamente llegado de 1891.

Blanco y Negro fue la primera publicación que usó la cuatricomía en las páginas en color, y en la exposición se pueden ver múltiples bocetos de página, técnicas de maquetación e impresión y una desustructuración de ese primer año de la revista. Los amantes del estilo rígido, grotesco y crítico de la ilustración y el periodismo propios del agonizante siglo XIX encontrarán en esta exposición más de un motivo para murmurar que cualquier tiempo pasado quizás no fue mejor, pero desde luego sí que fue muy diferente.

Exposición “Blanco y Negro 1891 – El año cero de una revista ilustrada”
Museo ABC, Madrid
11 marzo – 12 junio