Sin piedad. Toda la oposición al Gobierno en funciones se ha lanzado a la yugular del presidente y sus ministros por no someterse al control del Congreso de los Diputados. El conflicto entre el poder legislativo y el ejecutivo a cuenta de este asunto estalló hace semanas y va ya camino del Tribunal Constitucional, pero no se había visualizado en el hemiciclo hasta este martes. La primera sesión con preguntas orales ha sido sustituida -en vista de que el Gabinete no comparecería- por un turno de tres minutos para cada uno de los grupos parlamentarios. Todos ellos, a excepción del Popular, han expresado su indignación más absoluta. Mariano Rajoy y sus compañeros en el Ejecutivo ni siquiera han asistido desde sus escaños al aluvión de ataques.

Baldoví (Mixto): “Gobierno Wally”

El portavoz de Compromís ha intervenido el primero, en nombre “de las siete formaciones” del Grupo Mixto. Joan Baldoví ha asegurado que los españoles “nos piden que trabajemos, que nos ganemos el jornal”, algo que el Ejecutivo “ausente” no hace. “Deberían dar la cara por las decisiones que toman”, ha argumentado en referencia a la insuficiente acogida de refugiados, el incumplimiento del objetivo de déficit o la dimisión de José Manuel Soria. No hacerlo, ha concluido, los convierte en “el Gobierno Wally, el Gobierno que se esconde de los ciudadanos”.

Esteban (PNV): “Una escapada”

El representante del PNV ha puesto el foco en la ausencia física del Gabinete, un hecho que a su juicio persigue “no salir en la foto”. Aitor Esteban se ha dicho “cansado ya” de este tipo de comportamientos, que le recuerdan a “bloqueos” de otras instituciones, como el TC, que ha sido utilizado a conveniencia de los partidos mayoritarios. Hablan “mucho de España” y luego juegan “a la pequeña”, ha indicado haciendo un símil con el mus.

Homs (DL): Culpa de PSOE y Podemos

El portavoz del Grupo Catalán ha asegurado que el espectáculo del hemiciclo “no es cómodo para nadie” y, tras atacar al PP y al Gobierno por ello, ha extendido la crítica a los partidos de izquierda. PSOE y Podemos, al modo de ver de Francesc Homs, podían haberlo evitado formando un Ejecutivo alternativo, pero su “incapacidad política” lo ha impedido. “No vale el lamento”, ha zanjado mirando a la bancada socialista, “tienen a su alcance la posibilidad real de que estas cosas cambien”.

Jordá (ERC): Pregunta a Pastor

La diputada de Esquerra se ha saltado el guion y ha lanzado la pregunta que tenía preparada para la ministra de Fomento, Ana Pastor. Tras criticar “el desprecio del Gobierno español”, Teresa Jordá ha cuestionado a la ausente Pastor por las deficiencias que según ella presenta la “nefasta gestión de Renfe” en Cataluña.

Rivera (C’s): “Fin de una etapa”

El líder de Ciudadanos ha elevado el tiro y ha hablado del “final de una etapa”. Para Albert Rivera, que el Gabinete no se someta a control político del Congreso es la “mejor foto” de ese cambio de paradigma que adivina. “La etapa del bloqueo, la etapa del no, la etapa de no dar cuentas, la etapa de la decadencia política se va a acabar”, ha proclamado, y será “más pronto que tarde”. “Vamos a tener un nuevo Gobierno (…) que respete a los españoles”, ha advertido en una intervención muy abucheada por la bancada del PP.

Iglesias (Podemos): “Rajoy hace pellas”

El secretario general de Podemos ha hablado con un ejemplar de la Constitución en la mano, ha leído el artículo 66 de la misma -que establece el control del ejecutivo por el legislativo- y ha pedido al Gobierno que respete la Carta Magna “y las leyes”. La actitud del presidente en funciones le ha recordado a Pablo Iglesias a su época en el instituto, cuando a veces “faltábamos a clase”. De estudiante, tal cosa “tiene un pase”, pero “lo que no lo tiene es que el señor Rajoy esté haciendo pellas” cuando el Congreso celebra un pleno. La diputada Lucía Martín, de la confluencia catalana, también ha tomado la palabra 30 segundos para criticar que el Gobierno recurra leyes que su autonomía aprueba contra los desahucios: “Nos queda muy claro para quién gobiernan”.

Hernando (PSOE): “Triste, pero coherente”

“Hoy los miembros del Gobierno van a cobrar por no trabajar”, ha indicado con contundencia y visiblemente crispado el portavoz socialista. A juicio del PSOE, la ‘espantada’ del Ejecutivo “es triste pero coherente” y el “epitafio político a la carrera de una persona que se ha pasado la vida sin querer dar la cara”, en alusión a Mariano Rajoy. “Esto no se va a volver a repetir”, ha proclamado Antonio Hernando entre aplausos de sus compañeros, porque se conformará “un Gobierno que respete las instituciones, que sea decente, que venga a dar la cara y no a huir”.

Bermúdez de Castro (PP): “No hay precedentes”

En último lugar le ha tocado el turno al Grupo Popular, el mayoritario. Su portavoz adjunto, José Antonio Bermúdez de Castro, ha sido el encargado de defender al Gobierno de las diatribas del resto de la Cámara. El diputado ha recordado que ni en Andalucía ni en Cataluña hubo sesiones de control al Gobierno en funciones, como tampoco en la última legislatura de González, cuyo Gabinete estuvo “dos meses” en interinidad. “No hay precedentes jurídicos ni parlamentarios”, ha dicho, que sostengan un comportamiento “inédito” y “sospechoso” que a su juicio solo persigue “desgastar políticamente al PP”.