El próximo Gobierno será quien decida qué hacer con las dos entidades participadas mayoritariamente por el Estado, Bankia y BMN, ya que el Ejecutivo actual está en funciones y no puede tomar ninguna decisión al respecto, han explicado hoy a Efe fuentes del Ministerio de Economía.

En la última semana se ha ido publicando en distintos medios digitales que el Gobierno, a través del FROB, el fondo de rescate, pedirá el visto bueno de la Unión Europea para que Bankia pueda absorber a BMN, la unión de Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra.

Sobre esta posibilidad, de la que ya se ha hablado en varias ocasiones, las fuentes consultadas aclaran que no hay ninguna decisión tomada y que ni siquiera podría tomarse porque el Gobierno se encuentra en funciones desde las elecciones de diciembre.

Sin embargo, fuentes financieras ven con buenos ojos una fusión de Bankia y BMN, que sería el pistoletazo de salida de una posible ronda de nuevas fusiones en el sector bancario español y facilitaría la recuperación de las ayudas públicas por parte del Estado. Además, evitaría a BMN el trago de salir a bolsa en un momento en el que sigue existiendo gran volatilidad en los mercados.

Actualmente las dos entidades nacionalizadas no pueden llevar a cabo ningún proceso de fusión porque así lo establecen las condiciones del programa de rescate bancario solicitado por España en el verano de 2012.