El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, ha sido detenido este viernes en su casa de Madrid por la Policía Nacional, en una operación desplegada contra este sindicato y contra la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) por un supuesto entramado de extorsión a empresas que podría ascender a los cuatro millones de euros.

El juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, es el encargado de investigar si el sindicato Manos Limpias y la Ausbanc han incurrido en prácticas de extorsión al presentar querellas contra personas, empresas e instituciones y luego cobrar dinero por retirar las acciones jurídicas emprendidas, según han confirmado fuentes judiciales y fiscales.

En la operación, que continúa abierta, se prevén 14 detenciones y se está produciendo el registro de la sede de Manos Limpias en el madrileño barrio de Ferraz. Las pesquisas ya están muy avanzadas por parte de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, según informa Europa Press.

Más detenidos

La Policía Nacional ha arrestado también al presidente de Ausbanc, Luis Pineda Salido, en la estación de Atocha de Madrid procedente de Sevilla, donde ha permanecido hasta ayer disfrutando de la Feria de Abril. Viajaba acompañado de su mujer María Teresa Cuadrado Díez y su secretaria que también han sido arrestadas. La esposa de Pineda, María Teresa Cuadrado Díez, fue directora general de Consumo de la Comunidad de Madrid durante el Gobierno regional de Alberto Ruiz Gallardón.