¿Cuántos militantes tiene Podemos? No es una pregunta fácil de responder. Hasta ahora, se daba por oficial la cifra de inscritos que aparecía en la web del partido, conformada por todo aquel que desde 2014 hubiera enviado su nombre y DNI, independientemente del compromiso manifestado o de que hubiera abonado o no cuota alguna a la organización. A día de hoy, son 398.148 las personas que han realizado tal trámite.

Sin embargo, muchos de esos perfiles están inactivos y nada se ha vuelto a saber de ellos desde que se registraron. ¿Cabe considerar militante de Podemos a quien un día remitió sus datos por internet, sin tener que pagar un céntimo ni demostrar de ninguna otra forma su adhesión al proyecto? Ese es el debate mil veces planteado, pues la evidente disfunción ha hecho naufragar cualquier iniciativa de las bases -se exige el aval del 10% de inscritos para que se eleve a la dirección- y ha arrojado cada vez cifras más pobres de participación en las primarias y consultas internas. Este último punto es el que ha movido a la formación a ‘limpiar’ el censo.

Con motivo del referéndum planteado a su militancia sobre el pacto PSOE-Ciudadanos, Podemos ha revisado el registro de afiliados y ha concluido que el 57% de ellos no debe ser considerado como tal. Así, ha convocado únicamente a 170.854 inscritos para que den respuesta a las preguntas ¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez? y ¿Estás de acuerdo con la propuesta de un Gobierno de cambio que defienden Podemos, En Comú Podem y En Marea?

La dirección del partido convoca a solo 170.854 de sus 398.148 inscritos para la consulta sobre el pacto PSOE-Ciudadanos

El baremo utilizado para realizar la criba ha sido el de la participación interna. Sólo las “personas activas” están llamadas a votar. Y como tal se considera a “aquellas que han accedido al portal de participación en el último año”. La consulta se ha iniciado este jueves a las 10h y concluirá en la medianoche del sábado al domingo. El lunes se informará del resultado, aunque se da por hecho que las bases apoyarán mayoritariamente la postura de la Ejecutiva: decir no al acuerdo Sánchez-Rivera y a la propuesta de impulsar un Gobierno de la izquierda en coalición, “a la valenciana”.

En la mañana del jueves han votado ya más de 30.000 personas, un 8% del censo total y un 18% del depurado. Con esta maniobra, Podemos evita que de nuevo haya una cifra de participación ínfima en una consulta interna. Esos datos han ido en declive desde la asamblea fundacional de Vistalegre (54% de participación), tocando fondo en el proceso de validación del programa electoral (4%). La cifra de convocados se incrementará si hay inactivos que, con motivo de la consulta, vuelven a meterse en el portal estos dos días. No están vetados, sino en una especie de limbo a la espera de que den señales. Lo que no se admitirán son nuevas altas: quienes no estaban inscritos el 2 de abril no podrán votar.

Aparta a los registrados que llevan más de un año sin acceder al portal de participación y evita una abstención masiva en su consulta

El lado negativo es que su nivel de afiliación real queda al descubierto y no es superior al del PSOE (190.000 militantes en febrero). Los socialistas ya llevaron a cabo su propia depuración del censo a comienzos de siglo, cuando reglamentaron los procesos de primarias. Como ahora le ha ocurrido a Podemos, la distinción entre simpatizantes y afiliados afloró una militancia la mitad de importante de la contabilizada hasta entonces. Es un proceso que el PP se resiste a implementar (de ahí su cifra elevadísima de 800.000 fieles), mientras Ciudadanos decidió desde el principio contar como militante solo a quien abona cuota (32.000 personas a fecha 1 de marzo de 2016).

[ACTUALIZACIÓN 18 abril (13h)]: Durante el desarrollo del proceso interno, el número de inscritos activos de Podemos se ha incrementado en cerca de 35.000 personas. Según los datos facilitados por el secretario de Organización, Pablo Echenique, el censo final de la consulta ha sido de 204.844 personas, superior al de 170.854 inicialmente estimado. Esto es porque del jueves al sábado accedieron al portal de participación esos casi 35.000 inscritos que llevaban un año o más sin hacerlo y que en un primer momento quedaron al margen del proceso. Esa cifra final es, pues, la que cabe considerar como “realista”. Representa aproximadamente la mitad del total de registrados en Podemos a fecha 2 de abril (393.538).