El gigante low cost dispara casi un 32% su cifra de pasajeros en el mercado español hasta marzo, con 6,2 millones de viajeros. La compañía irlandesa agranda las distancias con sus dos grandes competidores, que también disparan su tráfico más de un 20% pero no alcanzan los 4 millones de viajeros.

Ryanair ha vuelto a apostar fuerte –muy fuerte- por España. Y se nota. El gigante del bajo coste ha cogido velocidad de crucero y en lo que va de año dispara casi un 32% el número de pasajeros transportados en España, hasta rozar los 6,2 millones de viajeros. Unas cifras con las que se mantiene indiscutiblemente como la mayor aerolínea del mercado español y con las que incluso amplía la distancia con sus rivales más directos: Iberia (contando con la suma de su filial Express) y Vueling.

La irlandesa Ryanair vuelve a crecer con fuerza en España después del órdago que lanzó a Aena hace tres años por la subida de tasas. La aerolínea low cost redujo drásticamente sus rutas y vuelos en el mercado nacional y, con ello, registró caídas del tráfico de viajeros en 2013 y también levemente en 2014.

Y aunque aún hoy Ryanair sigue cargando sin tapujos por la política tarifaria de Aena (el gestor de los aeropuertos propone congelar las tasas hasta 2021, frente a la pretensión de las aerolínea de obtener rebajas), la compañía irlandesa se ha rearmado con nuevas conexiones y más vuelos en los aeropuertos españoles. Los planes de la compañía pasan por controlar en cinco años entre un 20% y un 25% de todo el tráfico en España, y ha colocado nuestro país como uno de sus grandes polos de expansión para los próximos ejercicios.

Los dos perseguidores de Ryanair también crecen con fuerza, pero no le siguen el ritmo al líder. Iberia supera los 3 millones de pasajeros (un 21,5% más) y, sumando el tráfico de su filial Iberia Express –que opera la inmensa mayoría de sus vuelos domésticos y europeos-, roza los 4 millones de usuarios entre enero y marzo (un 20,7% más). Y Vueling se apunta igualmente un más que importante crecimiento del 20,6%, pero también se queda a las puertas de los 4 millones de viajeros en el primer trimestre.

El único rival, figurado, que supera a Ryanair es IAG. Figurado porque se trata del holding que agrupa a Iberia, Vueling, British Airways y Aer Lingus y la única manera conseguir el sorpasso es sumar el tráfico de pasajeros de todas las aerolíneas que lo integran. La cifra agregada de viajeros de todas las compañías de IAG supera los 8,6 millones de usuarios en el trimestre, con un incremento del 30,7% (el fuerte incremento es superiores al de las mayores compañías del grupo en el mercado español porque el pasado año aún no se consolidaba los pasajeros de Aer Lingus).

Crecimientos más moderados registran Air Europa, con un 7,7% algo más de 2,4 millones de pasajeros, e easyJet, con un alza del 3,7% y 2,3 millones de viajeros en España. Y eso que la aerolínea del grupo Globalia se encuentra en pleno proceso de expansión internacional con nuevos vuelos hacia Latinoamérica y la compañía británica acaba de abrir su base de operaciones en Barcelona-El Prat con el objetivo de relanzar su crecimiento (pero con menos bríos que sus otros rivales low cost y con toda expansión sometida estrictamente a la generación de alta rentabilidad).