Hola, amable contribuyente. Quiero saludarte con el cariño y el respeto que te mereces. Quiero darte las gracias, porque estás ahí para todo el estado español, para nosotros. Para poder sufragar los gastos sanitarios, educativos, culturales, de seguridad y de defensa. Para poder pagar las pensiones, construir infraestructuras, recoger basuras, abastecer de agua potable y transporte público.

Gracias a ti, gracias a mí. Gracias a todos. Lo dice la Constitución: Todos los españoles contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica, mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igual y progresividad.

TODOS. Porque Hacienda… Hacienda somos TODOS.

Con muy pocas excepciones*.

  • No son Hacienda las personas que tienen una offshore en Panamá.
  • No son Hacienda las grandes empresas, cuyo tipo impositivo efectivo no es como el de las Pymes (en torno al 30%) o el de los trabajadores con menos ingresos (un 25%) sino más bien el 18%.
  • No son Hacienda los que se acogieron a la amnistía fiscal del señor Montoro, pagando el 10% del dinero aflorado.
  • No son Hacienda los partidos políticos que pagan sus sedes en dinero negro.
  • No son Hacienda algunos deportistas argentinos de élite.
  • No son Hacienda algunos deportistas brasileños de élite.
  • No son Hacienda los españoles con rentas más altas que dejan de ingresar el 72% de los 70.000 millones de euros que se defraudan cada año en nuestro país.
  • No son Hacienda los extesoreros con cuentas en Suiza.
  • No son Hacienda los exministros de economía que defraudan 6,4 millones de euros al IRPF.
  • No son Hacienda las hermanas de reyes titulares o eméritos.

Pero tú y yo, querido contribuyente, tú y yo sí somos Hacienda. Recordémoslo con alegría, ahora que empieza la campaña de la Renta 2016. Descarguemos los formularios, abramos el programa PADRE, acudamos a pedir cita con la frente muy alta**, con la alegría de saber que somos parte de un enorme, inmenso, solidario TODOS.

Con muy pocas excepciones.

———-

* Que muy pronto se incluirán en la constitución.

** Y no te olvides de marcar con la X la casilla de la Iglesia, que los áticos de los excardenales no se pagan solos.