Una herramienta de la Universidad Politécnica de Madrid ha analizado la terminología del “Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso” en comparación con los programas para las generales de ambos partidos. Dicho documento presenta un 75,87% de similitud con la ideología socialista frente al 24,13% con el partido de Albert Rivera.

¿Quién está dispuesto a ceder más para evitar nuevas elecciones? Objetivamente Ciudadanos, según los resultados obtenidos por Simple Extractor, un extractor terminológico que muestra la combinación de términos y su frecuencia de aparición en los documentos seleccionados.

Los materiales de partida han sido los programas electorales del PSOE y Ciudadanos para el 20 de noviembre. Por otro lado, el posterior “Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso”, que perfila las líneas básicas de cara a las negociaciones para la formación del Ejecutivo.

Las conclusiones que arroja dicha herramienta, a nivel léxico, no dejan lugar a dudas: el acuerdo firmado por Sánchez y Rivera tiene un 75,87% de similitud con el programa socialista, frente al 24,13% con el programa de Ciudadanos. A pesar de que los programas de ambos partidos muestran desde el inicio un 60% de similitud.

La metodología es muy sencilla, el programa ha identificado los conceptos más relevantes de las propuestas del PSOE, Ciudadanos y del citado acuerdo –un total de 29- para analizar después su frecuencia de aparición en los tres documentos. Mientras que 22 de los 29 conceptos relevantes para el partido de Sánchez aparecen reflejados en el pacto de gobierno, sólo ocurre con siete en el caso de Rivera.

Para lograr el consenso, Ciudadanos ha tenido que renunciar a la relevancia de conceptos como los de energías renovables, nuevas tecnologías, medio ambiente, gasto público o propiedad intelectual, que contaban con gran protagonismo en su programa.

En el otro extremo, el PSOE ha hecho también concesiones aunque en menor medida. Así, el partido de Pedro Sánchez ha visto como medidas en torno a la reforma de la ley, servicios sociales, negociación colectiva, mercado de trabajo o transición energética también pierden fuerza en el acuerdo.

No salen las cuentas

El pasado mes de febrero -tras la firma de esperado acuerdo entre las formaciones- Albert Rivera presumía de que el citado pacto incluía “el 80% de las propuestas de su formación”. Sin embargo, Ciudadanos ya anunció en ese momento importantes renuncias como su famosa medida del contrato único.

El citado informe demuestra que el partido sólo ha conseguido incluir un 25% de sus propuestas en el acuerdo, echando por tierra los cálculos a priori del líder de la formación naranja.

El pasado mes de febrero -tras la firma de esperado acuerdo entre las formaciones- Albert Rivera presumía de que el citado pacto incluía “el 80% de las propuestas de su formación”. Sin embargo, Ciudadanos ya anunció en ese momento importantes renuncias como su famosa medida del contrato único.

El citado informe demuestra que el partido sólo ha conseguido incluir un 25% de sus propuestas en el acuerdo, echando por tierra los cálculos a priori del líder de la formación naranja.