Es sorprendente la evolución en la forma de promocionar productos por parte de futbolistas en redes sociales. Un ejemplo curioso fue la polémica creada entre Gerard Piqué y Josep Pedrerol sobre si un encuentro con una fan en Periscope había sido o no un anuncio de gafas. ¿Pero fue una discusión real?

El caso lo contaban, por ejemplo, en Estrella Digital o La Vanguardia. Sin embargo, lo que nadie había analizado hasta ahora es que las gafas que promocionó Piqué en su Periscope y después en Twitter, Kypers, son de una empresa en la que su padre, Joan Piqué Rovira, es administrador solidario desde finales del año pasado, según datos del registro mercantil recogidos por Infoempresa.

 Así, pese a que en Twitter Gerard Piqué y Kypers juegan a lo casual, a la generación de marca creada casi por accidente, en este caso resulta casi imposible imaginar que no sea una estrategia extraordinariamente bien orquestada para que la marca, experta en la creación de gafas personalizadas, se popularice en el mercado.

La única duda es si Pedrerol entra en el juego por amistad con Piqué y está al tanto de la estrategia del futbolista, que ha conseguido “colapsar la web”, en palabras de la propia web, o realmente es algo totalmente casual.

En todo caso, si Pedrerol no estaba “en el ajo”, podemos confirmárselo desde ya: Sí, era un anuncio de gafas. Y uno muy bueno.