Huawei acaba de presentar sus dos nuevos smartphones, el P9 y el P9 Plus, dos terminales que llegaba al mercado con el claro objetivo de hacer que te olvides de llevar una cámara encima. Ahora las mejores fotografías se hacen con el teléfono, o al menos eso quieren hacernos creer.

Leica, el reconocido fabricante alemán de lentes y cámaras, ha apostado por Huawei dotando a sus nuevos modelos de una herramienta con la que los usuarios son capaces de sentirse como todo un profesional de la fotografía. Y es que la doble lente que presenta el P9 permite sacar imágenes de muy buena calidad, así como efectos muy variados jugando con todas las opciones que ofrece el terminal.

Hemos probado la cámara del P9. Si bien en un primer momento los resultados no eran los mejores, hay que decir que todo mejora con la práctica. Para sacar todo el partido posible a la principal característica del nuevo buque insignia de la compañía hay que tener un poco de paciencia, no demasiada, pero si la justa como para comprender cómo funciona la cámara, sobre todo si no se está habituado a usar dispositivos de fotografía profesionales.

Foto realizada con el Huawei P9

El modo ‘pro’ permite jugar con el nivel de brillo, contraste, color, ISO y, balance de blancos, entre otros valores, para lograr una captura perfecta. Además existen opciones como la de enfoque con la que podemos elegir el punto que queremos difuminar, así como la apertura focal. Lo que se consigue de esta manera es capturar fotografías de una manera diferente en las que se puede dar mayor importancia a unos elementos sobre otros.

Es también reseñable el hecho de que el dispositivo sea capaz de tomar imágenes claras y al detalle cuando los objetos están en movimiento. El agua, los rayos de sol o los ciclistas pueden ser objetivo del P9, el terminal que juega a ser una cámara profesional. Aunque eso sí, hay veces que no lo logra, pues no nos olvidemos de que al fin y al cabo un teléfono es un teléfono, un teléfono con una buena cámara un teléfono con una buena cámara, y una cámara una cámara.

Dentro de la categoría de los teléfonos con buena cámara, el Huawei P9, por su doble lente: una capaz de capturar todos los colores, y la otra monocroma especialista en recoger los detalles, es todo un triunfador.

Las imágenes pueden editarse una vez que han sido guardadas. Se pueden aplicar filtros y jugar con los puntos de enfoque.

Desde luego el profesional que decida apartar su cámara por un Huawei P9 igual no sabe lo que hace, aunque bien es cierto que con trabajo y creatividad los resultados que pueden llegar a lograrse con el teléfono pueden ser dignos de una exposición. Pero, ¿quiere el usuario de Huawei un smartphone para convertirse en el rey de la fotografía?

La respuesta puede ser un claro y rotundo sí. Hay que tener presente el impacto que las redes sociales tienen hoy en día en las vidas de los ciudadanos, la de imágenes que se suben a diario a la red, la de fotografías que corren por Internet y la demanda que hacen los clientes: cámara y batería.

Después de la lucha por los megapixeles llega la guerra por la calidad, en la que Huawei acaba de dar un gran paso, aunque siempre mirando a la competencia, que igual no apuesta por la doble lente pero si cuenta con otros ases en la manga.