La empresa de autobuses Grupo Julià cerró 2015 con una facturación de 301 millones de euros, lo que supone un incremento del 19,5% respecto al año anterior.

En 2015, la empresa también creó 279 puestos de trabajo hasta llegar a los 1.561 empleados, y destinó 15 millones de euros a inversiones, ha informado Grupo Julià este martes en un comunicado.

La distribución de las ventas fue del 64,2% en el ámbito internacional y un 35,8% en España, una tendencia que “se seguirá acentuando” en el futuro.

La división de turismo –la de más peso en el grupo– registró unas ventas de 227 millones, un 21,4% más, y abrió una oficina en Madrid; la de bus y tren turístico City Tour creció un 19,4% hasta los 51,7% millones, y la de transporte de viajeros, Autocares Julià, aumentó un 4%.

Perspectivas

En 2016, el Grupo Julià centrará esfuerzos en la diversificación e innovación de productos, así como en la internacionalización de negocios y operaciones con unas inversiones de más de 12 millones de euros.

Grupo Julià está presente en 40 ciudades de nueve países –España, Andorra, Reino Unido, México, Argentina, Puerto Rico, Marruecos, EE.UU. y Emiratos Árabes– y cuenta con más de cinco millones de clientes a nivel mundial.