El bloqueo regional, una de las formas más molestas de evitar que veas un contenido, normalmente porque el dueño de los derechos en nuestro país no quiere que disfrutes por internet de los contenidos. ¿Cómo y por qué saltárselo? Es fácil.

Sobre el por qué, pongamos un caso muy claro y evidente: los vídeos de Saturday Night Live. La NBC pone bloqueos regionales a muchos de sus vídeos sabiendo que comercializa dichos contenidos en otros países, como sucede en España. 

El problema es que dichos vídeos, para empezar, no dejan de ser una pequeña muestra para popularizar el contenido a través de la red de vídeo más popular del mundo. No suben los programas enteros, suben lo suficiente, medido con cautela, para que veas el show. La propia Movistar+ lo hace en su propia página web, con pequeños cortes del programa, pero no a través de Youtube, y normalmente con una pequeña selección de episodios que ya tienen varias semanas en emisión.

¿No beneficiaría las contrataciones de Fusión que los vídeos de muestra fuesen fácilmente accesibles? Al menos, daría al contenido una mayor visibilidad y podría popularizarse, facilitando ulteriores contrataciones. En realidad, Movistar debería emitir SNL como si fuese un evento en directo, los propios sábados por la noche. A día de hoy, lo hacen con dos semanas de retraso, lo que resulta especialmente molesto cuando hablamos de bromas relacionadas con política estadounidense.

Para acceder a estos vídeos, nada más sencillo que descargar en tu móvil con Android o en tu PC el servicio de VPN y proxy gratuito Hola. Una aplicación que cuenta con aplicaciones para Windows y Mac, así como con extensiones para los principales navegadores. 

En Android puedes elegir desde qué país quieres ver cada aplicación de tu dispositivo, eligiendo una por una. ¿Quiéres ver el Youtube de EEUU? Adelante.

Netflix, eso sí, ya ha comenzado a bloquear este tipo de servicios, lo cuál coincide con sus ambiciones globales pero perjudica gravemente a una población específica que les sacaba mucho partido: los expatriados. De hecho, me consta que mucha gente utiliza la Netflix española cuando sale de viaje por trabajo. ¿Para qué deteriorar su experiencia?