Lo de “compartir es vivir” mejor en otro momento. Así piensan el 71,2 % de los españoles a la hora de compartir su coche al desplazarse para intentar ahorrar costes.

Los españoles dicen sí al coche. Pero al suyo propio, para usarlo diariamente y sin compartir por favor. Así lo reflejan los datos obtenidos en el estudio #ParaQuéQuieresUnCoche realizado por Sigmados, cuyo objetivo perseguía llevar el debate a la calle (y a las redes) a golpe de hashtag con #CocheSí y #CocheNo.

En la mañana de ayer Madrid se despertó diferente. Sus calles amanecieron decoradas con ciertos grafitis, y no unas “pintadas” cualquiera, sino opiniones enfrentadas entre sí. Frases y expresiones que se gritaban las unas a las otras, que defendían sus posiciones a favor y en contra del uso y propiedad del coche. Unos grafitis que han invitado a reflexionar a todo el que pasaba por delante de ellas y que han sido acompañadas de ciclistas y viandantes en los puntos con más tráfico de la capital.

¿Objetivo? Invitar a la reflexión. Preguntarse sobre la necesidad de tener coche, ya sea de forma individual o colectiva. Una pregunta que aviva fuegos y a la que la calle ha respondido. Alto y claro.

NO A COMPARTIR

El 71,2% de los conductores habituales no comparte su coche en desplazamientos con intención de poder ahorrar en costes. De hecho, el 47,7% de las personas que no disponen de vehículo les gustaría tenerlo, de cuya cifra, rescatamos que hasta un 81% le gustaría que fuese en propiedad.

Es cierto que la necesidad es prioridad en cuanto a razones por las que tener un coche, el 55,4% de los conductores lo tiene por este motivo, pero hay un 32,9% que reconoce tenerlo por disfrutar de la sensación de libertad y poder tener autonomía.

AL TRABAJO, EN COCHE

Disfrutar de buena mañana de un agradable paseo en transporte público para ir a trabajar no es plato de buen gusto para muchos. Un 68,3% de los conductores reconoce emplear su vehículo para ir a trabajar. Un dato curioso si se contrasta con la idea de que casi el 66% de los ciudadanos cree que sus representantes políticos deberían acudir a sus puestos de trabajo en transporte público. (¿Será cuestión de dar ejemplo?).

NO ES HUMO TODO LO QUE CONTAMINA

El pasado 2015, el Ayuntamiento de Madrid ya puso en marcha durante unos días el protocolo anticontaminación con la que se obligaba a reducir la velocidad en la M-30  y a no aparcar en el centro de la capital. Una medida que no aprueba casi el 48% de los conductores, siendo en un 59%  jóvenes que se niegan al cierre del centro.

Pero a pesar de que no gusta a la mayoría, lo cierto es que las medidas funcionan. Y es que no se trata solo de reducir niveles de dióxido de nitrógeno. Si la mayoría de los ciudadanos van en coche, hay más atascos, y por consiguiente más estrés y ruido y también claxons sonando. Lo que supone un nivel de contaminación acústica en el que pocos suelen pensar.

¿COCHE O MÓVIL?

Si te dieran a elegir entre prescindir de tu teléfono móvil o de tu coche ¿qué elegirías? El 52,3% de los españoles lo tiene claro, prescindir del teléfono. Pero ojo, si la pregunta va dirigida a zetas y millennials el coche sale perdiendo para un 55,9%.

Pero el tema no está zanjado, el debate social sobre #ParaQuéQuieresUnCoche trae cola y queda cuerda para rato, por eso este sábado 2 de abril tendrá lugar un debate abierto al público que comenzará a las 16:00 en Kinépolis Madrid Ciudad de la Imagen.

Y si no, siempre nos quedarán las redes.

Nos leemos en @sabemos.