Una vez es casualidad. Dos, puede que sea una extraña coincidencia. Cuando tres personas relacionadas con el sector tecnológico dicen que “Huawei es la nueva Samsung”, es que las cosas están cambiando.

Marquesinas de autobús, fachadas de edificios en obra, ¡y Pepe Domingo Castaño! La presencia publicitaria de Huawei está creciendo cada día más. Su objetivo parece claro: conseguir que los usuarios la perciban como una marca de confianza y cercanía. Por eso, aparecer en el programa deportivo de la Cope, ‘Tiempo de Juego’, con Pepe Domingo voceando sobre los nuevos dispositivos al estilo “¡Pepe, un purito!”, demuestran que la ambición por llegar al todo el mundo es máxima.

El camino no ha sido sencillo. Huawei ha tenido que inundar el mercado con terminales de gama media y baja, como hizo Samsung, hasta que ha conseguido popularizar la marca. Solo ahora, y sin ser su principal preocupación, empieza a lanzar dispositivos de gama alta.

En ese proceso, con una gran inversión publicitaria en áreas clave para llegar al gran público, como es el patrocinio del Atlético de Madrid, no ha descuidado otra de sus grandes patas de negocio: el despliegue de redes de telecomunicaciones. Ahí tiene clientes como Orange y Vodafone, pero eso no llega a la gente; esas acciones están dentro del ámbito empresarial y no visten lo mismo para llegar a ser la nueva Samsung.

Y es que el fabricante coreano es un paradigma de marca asentada y reconocida. Igual que en los ’90 lo fueron Toshiba o Philips en los segmentos de electrónica de consumo, Samsung ha tenido un inicio de siglo XXI de gran expansión y crecimiento en España. Todo esto ha desembocado en un reconocimiento muy amplio por parte de la población. Precios bajos y buena calidad. Eso, sumado a la política de subvenciones (regalar móviles) que han tenido los operadores de telefonía, de la que se ha aprovechado Samsung, le ha situado como “la marca de móviles más popular”.

Pero todo tiene su fin, y es Huawei el que quiere ocupar esa posición. Con una estrategia casi mimética, ahora los operadores hacen sus mejores ofertas junto a un móvil de la compañía china. Además, Huawei España es la filial que más crece fuera de China. Es decir, el dinero en inversión de marketing está llegando en grandes cantidades.

Así, la buena relación con las telecos, y su voracidad por ganar cada vez más contratos con la administración pública, hace que el logotipo de Huawei, esa especie de flor roja, cada vez sea más reconocida. De momento falta que esté en otras áreas de manera más visible de cara al público, como las tablets o los nuevos híbridos portátiles. Aunque ya ha conseguido ser la segunda marca que más presencia tiene en los bolsillos de los consumidores. ¿Llegará a superar a Samsung?