El Consejo de Seguridad Nuclear alquila parte del complejo del museo madrileño para acoger una conferencia internacional de reguladores nucleares de tres días.

España será sede la II Conferencia Internacional de Reguladores de Seguridad Nuclear. Alrededor de una cincuentena de representantes de supervisores nucleares de diferentes países se reunirán en Madrid entre los días 11 y 13 de mayo. Y el escenario elegido para el encuentro es nada menos que el Museo del Prado.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) español ejerce de anfitrión de la conferencia. Y como organizador, en efecto, también corre con los gastos del evento. El pleno del CSN ha aprobado un presupuesto de 117.345 euros para la celebración de ese congreso de tres días, según se recoge en el acta de la reunión de la cúpula del organismo del pasado 16 de marzo.

La utilización de las instalaciones del museo durante esos tres días le costará 50.355 euros al CSN. Y a esa cifra se le sumarán otros 66.990 euros más que servirán para costear los equipos técnicos, el material o el catering que se servirá a los invitados, y que el CSN agrupa bajo el concepto de “actividades logísticas para el adecuado desarrollo del evento”.

El Gabinete Técnico de Presidencia del CSN, según se detalla en el acta del pleno, evaluó diferentes ubicaciones para la celebración de la conferencia internacional, pero finalmente determinó que el Museo del Prado era la idónea para ese encuentro de reguladores de seguridad nuclear. El pleno del CSN ya ha dado el visto bueno a la firma del convenio con la dirección del Museo para poder ceder las instalaciones.