Iberostar Hotels & Resorts abrirá en Mallorca, el próximo 15 de julio, su primer hotel de la marca ‘The Grand Collection’ en el Mediterráneo y cuarto en España, donde ya tiene tres en la isla canaria de Tenerife, en su apuesta por el segmento de gran lujo.

El nuevo ‘Grand Hotel Portals Nous’, una de las tres aperturas de este año de la cadena, está situado en primera línea de playa y cuenta con 66 habitaciones, cuyos precios en temporada alta oscilan entre 800 y 1.800 euros por noche.

El edificio, propiedad de un joven alemán, que ha obtenido éxito con una empresa emergente tecnológica, ha sido totalmente reformado con una inversión de entre 500.000 y 600.000 euros por habitación, ha señalado hoy, en una rueda de prensa, el director de Marketing para EMEA de Iberostar, Óscar González.

El directivo ha destacado que el interior del hotel es una creación del diseñador vanguardista holandés Marcel Wanders, de fama internacional y que se autodefine como ‘Lady Gaga’ de Diseño.

Iberostar, que tiene también un hotel de la marca ‘Grand Collection’ en Budapest (Hungría) y otros seis en el Caribe, espera que su nuevo establecimiento mallorquín se posicione como uno de los mejores hoteles no sólo de la isla y de España, sino también del Mediterráneo. Aunque el Portals Nous permanecerá abierto en 2016 hasta el 1 de noviembre, la idea del grupo hotelero es que sea operativo más adelante durante todo el año, contribuyendo a la desestacionalización del turismo en la isla.

La cadena prevé una ocupación media del 78 % en el primer año de apertura del hotel, que es sólo para adultos, y en el que trabajarán cerca de 70 personas, una por habitación.

En su apuesta por el segmento más lujoso, Iberostar tiene actualmente un presupuesto de 90 millones de euros para llevar a cabo reformas y mejoras de algunos de sus establecimientos, sobre todos aquellos situados en zonas turísticas maduras, como los de Playa de Palma, Chiclana o Lanzarote, su último establecimiento de tres estrellas que pasará a una categoría superior.

Una de las aperturas prevista para 2017, es de un hotel de cuatro estrellas superior en Barcelona, proyecto que sigue adelante, aunque con una serie de modificaciones exigidas por la moratoria de alojamientos turísticos puesta en marcha en la capital catalana.

Asimismo, Cuba sigue siendo una gran apuesta de Iberostar que considera que, ante la reapertura de las relaciones con los Estados Unidos, es el momento para tomar posiciones, aunque González ha resaltado que, en este sentido, las empresas españolas parten con cierta ventaja, gracias a un trabajo “bien hecho” hasta ahora en la isla.