Primero del fútbol y luego de su cara. El exfutbolista brasileño Pelé, uno de los mejores de la historia, e icono mundial, marcó una época siendo uno de los mejores delanteros del mundo. Desde que se retiró, la publicidad es su otra gran fuente de ingresos. Por eso no le importa demandar a Samsung por un supuesto uso ilícito de su imagen.

Samsung y Pelé frente a frente. El exfutbolista brasileño no se lo ha pensado dos veces y ha demandado al gigante tecnológico al creer que éstos han hecho un uso ilícito de su imagen en una promoción publicitaria que se publicó el pasado mes de octubre en el diario ‘The New York Times’.

En concreto, se trataba de un anuncio sobre un televisor de Samsung. De fondo, la silueta de una persona que se parecía mucho a Pelé, pero que no era el futbolista brasileño, aunque todo parece indicar que el objetivo era crear esa confusión. Ese es el inicio de la polémica.

Ahora, el exjugador brasileño ha demandado en la corte federal de Chicago (Illinois, EE.UU.) a Samsung por el uso no autorizado de su imagen, según ha informado su abogado. Concretamente se trata de Frederick J. Sperling, contratado por la empresa que maneja los contratos publicitarios de Pelé, que ha confirmado a Efe que la demanda, presentada a comienzos de este mes, busca el pago de una “compensación justa”.

No se han dado detalles de la cifra, pero según recoge ‘Financial Times’ rondaría los 30 millones de dólares los que estaría pidiendo el exfutbolista brasileño.

El argumento de Pelé es que la imagen puede confundir a los consumidores y, además, perjudicar de manera clara sus intereses publicitarios. En estos momentos el exjugador carioca, a sus 75 años, tiene acuerdos firmados con empresas mundiales como Volkswagen, Subway, la aerolínea Emirates y Procter and Gamble.

Y es que su imagen vale mucho. Según Bloomberg, el pasado Mundial de Brasil llegó a embolsarse más de 25 millones de dólares en diferentes conceptos de imagen. Y este año hay Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, por lo que su rostro volverá a ser muy solicitado.

En cuanto a las probabilidades de éxito para Pelé, cabe destacar que su abogado, Frederick Sperling, ya representó a Michael Jordan en un caso similar, y le hizo ganar casi 9 millones de euros.