El grupo de los Escarrer ultima la apertura en Miami de su primer establecimiento ME en el mercado estadounidense.

Meliá quiere convertir 2016 en el ejercicio de mayor crecimiento de su historia. El objetivo: abrir 25 hoteles en todo el año, a razón de uno cada dos semanas. Y además, pretende hacerlo logrando hitos.

Ahí va uno: el grupo de la familia Escarrer abrirá en abril el primer hotel de la marca de lujo ME by Meliá en Estados Unidos y para ello ha elegido Miami. El nuevo ME Miami estará ubicado en el epicentro de la ciudad y cuenta con 129 habitaciones repartidas en un edificio de 14 plantas.

“La apertura del ME Miami no es sólo histórica por el hecho de que sea la primera incursión de la marca en el mercado estadounidense, sino porque también supone un reconocimiento al extraordinario resurgimiento cultural que recientemente acaba de experimentar Miami”, apunta el vicepresidente y consejero delegado de la compañía, Gabriel Escarrer. “Como la marca viene haciendo en todos los destinos en los que está presente, ME Miami ubica al cliente en el epicentro de la actividad urbana”

Todos los hoteles ME by Meliá son conocidos por sus azoteas, con ME London y ME Milán il Duca como buques insignia de la marca y que cuentan con bares en la parte más alta del edificio. En su decimocuarta planta, ME Miami dispondrá de dos piscinas, así como una zona lounge y bar y un spa.

La apertura de ME Miami sigue los pasos de ME Milán il Duca, que abrió en mayo de 2015; ME Mallorca y ME Ibiza, que abrieron totalmente renovados en 2014; ME London como hotel insignia de la marca que abrió en 2013, y ME Madrid, el primer hotel ME by Meliá, que se inauguró en 2006. La marca continuará su expansión con aperturas en mercados clave, como ME Caracas en 2016, ME Barcelona en 2017 y ME Dubai, diseñado por Zaha Hadid y cuya apertura está prevista para 2018.

Un 2016 histórico

Meliá arrancó el año con 375 hoteles operativos, con un total de casi 100.000 habitaciones, y a ellos se sumarán los 25 nuevos establecimientos previstos para este año, que sumarán 6.000 nuevas habitaciones y que se repartirán entre una quincena de países diferentes.

Además de Estados Unidos (donde sumará el primer hotel Innside en Nueva York y ahora también el icónico ME Miami), el grupo diversificará su expansión con aperturas en Jamaica, Brasil, Marruecos, China, Indonesia, Birmania, Vietnam, Cabo Verde, Italia, Alemania, España… Y los planes del grupo pasan por seguir creciendo en Cuba.

Meliá es hoy el principal operador hotelero extranjero en la isla, con 28 hoteles, con los que gestiona más de una quinta parte de la planta hotelera cubana. La compañía ya tenía firmados tres hoteles con unas 2.000 habitaciones, pero acaba de adjudicarse un cuarto proyecto –el hotel Internacional de Varadero, de 900 habitaciones más- con el que elevará su portfolio en Cuba hasta los 32 hoteles.