Una investigación de Inspección de Trabajo desvela que en vuelos de la aerolínea de Globalia a Latinoamérica operan 139 tripulantes extracomunitarios sin permiso de trabajo o de residencia y otros 14 comunitarios (entre ellos, una española) sin haberles dado de alta en la Seguridad Social.

Otro lío laboral en los aviones de Air Europa. Si el año pasado la pugna entre la aerolínea del grupo Globalia y los sindicatos de sus azafatos era por la proliferación de contratos indefinidos de tres meses al año, en los últimos meses la compañía fue denunciada por cobrar 60 euros por cada entrevista de trabajo  y ahora la batalla laboral se centra en la contratación de tripulantes extranjeros en sus rutas a Latinoamérica. Unas contrataciones que, según ha constatado la Inspección de Trabajo, son además irregulares.

Y es que la Inspección Provincial de Trabajo de Baleares –tras una investigación en que ha trabajado junto a la Policía Nacional y el Área de Trabajo de Inmigración de la Delegación del Gobierno en Baleares- ha determinado que en los vuelos de Air Europa en algunas rutas hacia Latinoamérica trabajan al menos 153 tripulantes de cabina (azafatos) de manera irregular, sin estar dados de alta en la Seguridad Social o directamente sin permiso de trabajo o de residencia.

Según se recoge en la resolución de la Inspección de Trabajo, fruto de las pesquisas realizadas entre el 7 de mayo del año pasado y el pasado 1 de enero, esos azafatos sometidos a una contratación irregular trabajan en las rutas desde Madrid y hacia Santo Domingo, Punta Cana, Montevideo y Lima. De esos 153 tripulantes irregulares, “138 extracomunitarios han desarrollado su actividad laboral sin el preceptivo permiso de trabajo y residencia; 13 comunitarios y una tripulante española, sin previa afiliación y/o alta en el Régimen General de la Seguridad Social; y, finalmente, un ciudadano extracomunitario ha desarrollado los servicios siendo titular de permiso de residencia pero sin permiso de trabajo”, según el escrito de Inspección de Trabajo, que ha desvelado el sindicato USO en un comunicado.

Inspección de Trabajo ha decidido abrir diligencias mediante sendas actas de infracción contra Air Europa por la contratación de extranjeros, en materia Seguridad Social y por obstrucción de la labor inspectora por parte de la compañía. Al tiempo que ha decidido dar de alta de oficio en la Seguridad Social a los 13 tripulantes comunitarios y la azafata española.

“Es completamente inadmisible que una compañía como Air Eurpa, referente en la aviación española y adjudicataria de contratos públicos, tenga a trabajadores extracomunitarios prestando servicios a bordo de sus aeronaves sin contrato de trabajo y sin permiso de residencia y, por supuesto, sin estar dados de alta en la Seguridad Social”, critica USO. Sin embargo, la propia USO, junto a los sindicatos CCOO y Sitcpla decidieron la semana pasada no continuar con la causa judicial abierta en la Audiencia Nacional por estos mismos hechos.