La crítica la ha puesto a caldo, pero ¿tan mala es la nueva película de Zack Snyder? Aquí van algunas reflexiones e interrogantes al alcance de cualquiera que haya visto el film…

1. El periodismo superpoderoso de Lois Lane

El Daily Planet es un periódico MUY raro y Clark Kent un becario. El pobre quiere escribir reportajes relevantes y Perry White insiste en pedirle que realice un artículo absurdo de deportes que, en realidad, podría haber escrito en veinte minutos, teniendo en cuenta que a) tiene las dos manos y b) da la sensación de que le han dado todo el tiempo del mundo para hacerlo. Eso me hace preguntarme, ¿Trabaja Clark en la sección de Deportes? ¿Es como Manuel Jabois en El País, que le obligan a hacer de todo? ¿Tiene Jabois preparado un artículo sobre el Vigilante Enmascarado de Pontevedra y Antonio Caño no se lo quiere publicar? ¿Escribió Clark Kent el himno de algún equipo de fútbol?

En cambio, Lois Lane tiene capacidad no sólo de conseguir que fuentes militares le contrasten la procedencia de una bala sino que, básicamente, hace lo que le viene en gana cuando se le antoja. Porque Perry le pone problemas para ir a Washington en business, pero bien que le pone un puñetero helicóptero o la manda a Oriente Próximo si le apetece. Si juntas las hazañas de la moza en las dos películas te darás cuenta de que, salvo por su extraña incapacidad de encontrar un lugar seguro para esconder lo único que podría matar a su novio, es toda una heroína. 

2. Batman es un esbirro.

En Batman, El Señor de la Noche, Bruce Wayne es un hombre mayor y muy inteligente que recurre a Batman porque es un adicto al murciélago y el mundo que le rodea le empuja a volver a la batalla. Su enfrentamiento con Superman está perfectamente orquestado y tiene un fin muy específico que Snyder ha homenajeado y destruido para siempre, todo al mismo tiempo. En BvS, Affleck recrea algunas de las mejores escenas y momentos de la obra de Frank Miller, pero trastocando para siempre su significado. En la película, Wayne es únicamente una marioneta para Lex Luthor, que le utiliza para acabar con el hombre de azul y rojo. Cuanto más lo pienso, más claro está que si la madre de Batman se hubiese llamado Felisa, Superman habría muerto mucho antes y…

3. …y nada. Porque ¿Cuál es exactamente el plan de Luthor?

El cretino con toques de Asperger que han elegido para interpretar a Luthor tiene una ventaja: cuanto más aparece, más quieres pegarle. Es uno de los actores más hostiables de Hollywood, y toda su carrera se ha basado en su inconfundible carisma. Porque provocar ansias homicidas en espectadores aleatorios también es carisma.

Incluso podemos pensar que tiene un buen plan para acabar con Superman: Engañar a Batman, utilizarlo para terminar con su enemigo y al mismo tiempo socavar su reputación. Porque dispararle una bala con el trocito de kriptonita que ya tenía era demasiado complicado. Me parece entender que Luthor odia a Superman porque su padre le pegaba y aprendió que Dios no es nada majo. Que parece una mierda de argumento hasta que te planteas que hay un montón de subnormales matando en la vida real por ideas aún más absurdas

Lo que más se me escapa, sin embargo, es por qué se empeña en crear un monstruo imparable que acabará con todo lo que le rodea a la primera de cambio. Una monstruosidad kriptoniana que, si ha escuchado mínimamente a la maquinita que te estaba dando clases, no conviene liberar sobre la Tierra. Esto se merece un necio de Juan Gómez Jurado o algo…

4. ¿Para qué diablos usar un prototipo de balas?

Desde el principio de la película llevo pensando lo mismo. Si los sicarios de Luthor hubiesen llevado en el desierto balas normales, no habría ninguna pista para que Lois Lane relacionase el caso con Luthor. ¿Un puñetero prototipo de balas relacionado con tu empresa? Hay que ser imbécil.

5. La nave kriptoniana habla inglés como primera lengua.

Eres el general Zod, o al menos eso cree la nave kriptoniana porque ha leído tus huellas dactilares. Sin embargo, la máquina te habla en inglés. Puedo entender que la nave hable en su idioma a un humano, ¿pero por qué a un kriptoniano?

6. Alfred es Lucius Fox

Como no está Morgan Freeman, Alfred ha pasado los últimos veinte años reconvirtiéndose en un mecánico-ingeniero de materiales-hacker. Cuando los Wayne le contrataron no esperaba que los cursos de formación fuesen a ser tan coj$nudos. “¿No podría ser el niñato el típico ejecutivo que se hace amigo de los reyes, se implica en tramas delictivas y acosa a dermatólogas?”, pensará.

7. Gotham es un barrio chungo de Metrópolis

Gotham es el lado oscuro de Metrópolis. Vale. Pero llama la atención que, básicamente, estén a cinco minutos de distancia. Como si enciendes la batseñal en Barcelona y la ves desde Sevilla. Es una estructura curiosa, de ciudades gemelas, que no estamos acostumbrados a ver en los cómics. Pese a la aparente cercanía, eso sí, Wayne no suele pasar mucho por la parte limpia y estilosa de la ciudad, salvo cuando tiene que ir a toda prisa para esquivar edificios que se caen, circular por calles atestadas y estorbar a los servicios de emergencia. Un movimiento muy raro si pensamos que por entonces ya tenía su batavión y su batcoche.

8. ¿Identidades secretas? ¿Para qué?

Todo el mundo sabía más o menos desde el principio quién era quién. Luthor sabía desde el principio que Superman era Clark Kent. Superman tarda como tres minutos en descubrir quién es Bruce Wayne. Wonder Woman ya se codea con Wayne al final de la película. A nadie, eso sí, le sorprende que la desaparición de Kent coincida con la de Superman. Un tipo que se deja fotografiar de muy cerca y que ocupa portadas del periódico en el que trabaja. Si alguna vez veo a un tipo con la cara de mi compañero Pablo Bronte volando y publicamos en portada de SABEMOS fotacas suyas bajando gatitos de los árboles, voy a pensar que son la misma persona. Aunque Pablo Bronte lleve gafas.

9. Las dichosas estatuas

Tenemos estatuas de Superman por todas partes en Metrópolis cuando la dichosa comisión del Senado aún no ha decidido si el muchacho es bueno o malo. Son más liberales con la financiación de arte público colosal que las comunidades autónomas españolas durante la primera década de este siglo. 

10. La idea de un granjero de Kansas…

“Superman era la idea de un granjero de Kansas”. Se me ha olvidado buena parte de El hombre de acero, pero sí me parece recordar que uno de los dos padres Robin Hood del protagonista estaba empeñado en que ocultase a toda costa su identidad, incluso si eso implicaba dejar morir a niños. Pero sigo con síndrome de estrés postraumático así que no me hagáis mucho caso.

11. Darkseid

El símbolo de Omega sobre el suelo, los parademonios voladores… Todo apunta a que Darkseid será el villano de La Liga de la Justicia. La idea del vistazo onírico a una realidad alternativa con Superman como tirano, y con Flash haciendo el viaje en el tiempo que le causó la muerte en las Crisis en Tierras Infinitas tiene su gancho, aunque sea para entendidos. El uniforme apocalíptico del murciélago es uno de los mejores momentos visuales.

12. ¿Hacía falta repetir por enésima vez el origen de Batman?

Para colmo, es de las peores recreaciones que recuerdo… Gracias a Dios, es todo un sueño. Otra vez. En realidad, buena parte de la película es un sueño. Tanto es así, que he tenido que repasar el saldo bancario para comprobar si he visto la película. Y sí, me faltan 17 euros.

13. Zack es mal director

Tiene tanta capacidad para crear secuencias memorables, recreaciones preciosistas de momentos que atesoro en mi memoria friki, que tiendo a olvidar un hecho ya difícilmente discutible: la única película con ritmo de Zack Snyder fue Amanecer de los Muertos. Por más que me repito a mí mismo que Watchmen me gustó, lo hizo del mismo modo que sus créditos iniciales: es una magnífica recreación visual contemporánea de una obra que adoro. Pero tiene exactamente los mismos problemas que el resto de sus películas, todos los cuales se resumen en una rotunda incapacidad de entender el ritmo. Es como si Mad Max, pese a todos sus hallazgos, fuese aburrida.

14. Wonder Woman es lo más.

No tengo palabras para describir hasta qué punto los minutos de Gal Gadot en BvS son lo mejor de la película. En muy pocas escenas, consigue crear un personaje fuerte, atractivo y lleno de energía. Toda la contención batmaníaca de Affleck (muy bien resuelta) y todo el estreñimiento absurdo de Cavill, que provoca mucho más miedo que esperanza, palidecen frente a una amazona gozosa que se limpia la sangre de la comisura de los labios con una sonrisa y vuelve a por más. Ella hace que la batalla final valga la pena y, en realidad, justifica buena parte del precio de la entrada. Lo que no quiere decir que el personaje no sea muy absurdo hasta que decide -y casi por casualidad- unirse a la batalla. Su única motivación durante buena parte del metraje es la misma que la de Jennifer Lawrence: recuperar fotos que preferiría no ver publicadas.

15. Lex Luthor es Nick Furia

No sólo ha ido almacenando información sobre los distintos superhéroes sino que, en un alarde de simpatía, les ha ayudado a diseñar sus logotipos. Probablemente tiene un monstruo gigante nacido en el lodo preparado para cada uno de ellos. 

16. Batman aprende que, a veces, destruir edificios es necesario

Bruce Wayne se ve obligado a luchar contra Juicio Final y descubre, con horror, que a veces destruir edificios es necesario. Esto le convierte en un amigo instantáneo de Superman y hace que se ponga muy triste cuando se muere, después de un par de años forjando en silencio su odio y mirando el traje mancillado de Robin. ¿O es todo una estratagema para encamarse con la amazona? En todo caso ZACK se protege de las críticas asegurándose de mencionar, todas las veces que puede, que tal edificio está vacío porque es de noche, que tal isla está deshabitada o que la zona del puerto puede ser destruida felizmente. 

17. ZACK está de acuerdo con el nombre de este medio

SABEMOS, piensa ZACK. SABEMOS que Flash es el tipo que viaja en el tiempo, aunque nunca lo mencionen por su nombre. SABEMOS que lo que atesora Luthor en su pobremente protegido disco duro es una colección de trailers de las próximas películas de Warner. SABEMOS que en la próxima película nos encontraremos con un negro grandote disfrazado de Superman, un chaval insoportable disfrazado de Superman, un cyborg disfrazado de Superman y un miembro de Locomía disfrazado de Superman. 

18. ¿Por qué no marcar a Luthor?

Ya le han cortado el pelo, así que ¿para qué más castigo? Batman sabe que la marca del murciélago es casi una señal clara de que al tipo en cuestión le van a enseñar en la cárcel dónde está Cuenca, como poco. Sin embargo, prefiere golpear la pared porque seguro que su buen amigo Superman, ése al que ha intentado matar durante dos horas, se sentiría muy triste si Batman diese un poco de justicia con forma de pepino gigante al tipo que amenazó con matar a su madre y su novia.

19. Las demócratas de Kentucky beben pis.

No soporto al actor y el personaje está muy mal construido. Pero el momento del te de melocotón de la abuela me reconcilia con la vida justo antes de un atentado que causa cientos de víctimas mortales. Toma piano, Holly Hunter…

20. ¿Por qué odiar a Superman en lugar de al Joker?

SABEMOS que el Joker ha matado a Robin. Entonces, ¿por qué no enfadarse con él en lugar de perseguir a nuestro alien ‘to mazao’ predilecto? ¿No tiene bastante Cavill con su minusvalía, que al parecer le impide mover la cabeza a izquierda y derecha? 

 

Estas son sólo las primeras que se nos han ocurrido, pero seguro que vuestras reflexiones son mejores. O no. Por favor, contádnoslas en los comentarios, a través de Twitter (@sabemos), en Facebook (buscad “sabemos”) o a través de Whatsapp en el 61SABEMOS.

(Actualización)

21. ¡Han matado a Jimmy Olsen! 

Si no fuese por davidmacho no me habría enterado, pero el fotógrafo al que matan al principio de la película, que para mí era un freelance de la CIA, ¡ERA EL JOD$DO JIMMY OLSEN! Lo cazaron los chicos de Digital Spy y es absolutamente descorazonador. Me imagino a ZACK haciendo una apuesta con sus colegas. “¿A que mato a Olsen a los cinco minutos y nadie se da cuenta?” Pues eso.

22. ¡Han matado a Clark Kent!

En La Muerte de Superman, Clark Kent era dado por desaparecido en la lucha, lo que les permitió recuperarle y a su identidad secreta. En el momento en el que le das por muerto oficialmente, con ataúd y todo, complicas mucho su regreso. Y si vuelve sin identidad secreta el personaje cambia dramáticamente.

3steban32 coincide con el punto 2 de la lista y elabora: Que Batman sea tontaco es especialmente grave teniendo en cuenta que es el mejor detective del mundo y que sale en los Detective Comics. El de la película es digno protagonista de los Pardillo Comics.

JacintoLlorca, por su parte, subraya algo que (lo juro) yo también pensé y se me quedó fuera: Lego Batman tiene pinta de molar mucho más que esto. También se pregunta cuánto habrá pagado Turkish Airlines, aunque tanto tono sepia me mata a las marcas y no me entero del product placement.

marupilo se pregunta por qué se abriga Superman para subir a la montaña. Le responde LuisFerrater: “Para no llamar la atención de los civiles”. Interesante, pero no se sostiene, si tenemos en cuenta que en esa montaña el único civil es el fantasma de Kevin Costner apilando piedras. ¿Por qué apila piedras un fantasma? ¡Ésa es otra buena pregunta!

desmaker no entiende muy bien la trama del paralítico yihadista. Si Lex Luthor le estaba chuleando el dinero y enviando notitas a Bruce Wayne, es un plan bastante malo. Batman se enteró al final y casi por casualidad. Si sus empleados le hubieran notificado antes que estaban devolviendo los cheques, ¿no podía haber llamado Bruce a su empleado para darle un abrazo? Problema resuelto… También es muy posible que el pobre tipo fuese a testificar sin saber que en la silla había una bomba.

kaperas se pregunta por qué Superman escucha a Lois cuando se le parte una uña y a su madre la pueden secuestrar sin problemas. Cuando se meta en la bañera vestido para saludar a su madre al llegar a casa hablamos. En el mundo de ZACK, como en el nuestro, tiran más los apellidos aliterados que dos carretas.

frikitoday No ha sido en respuesta a esta noticia, pero nos hemos partido de la risa con su entrevista al trol de Moria, que se queja por no salir en los créditos de la película.